Acoso psicológico en el trabajo
© Sergio Álvarez [sergioalfer@hotmail.com] (11 de junio de 2003)

Una precisa caracterización del fenómeno del mobbing por parte del presidente de la Asociación Asturiana contra el Acoso Psicológico en el Trabajo.

Ojalá fuera un chiste:

Ser “diferente” a la mediocridad del entorno cuesta caro.

Mobbing es toda conducta abusiva (gesto, palabra, comportamiento, actitud... ) que atenta, por su repetición o sistematización, contra la dignidad o la integridad psíquica o física de una persona, poniendo en peligro su empleo o degradando el ambiente de trabajo. (M.F. Hirigoyen)

Surge porque al mediocre, mediocres, les resulta difícil aceptar o digerir a alguien que piensa distinto o tiene espíritu crítico. No es tanto el pensar distinto, como la osadía del acosado/a de querer juzgar por sí mismo/a las cosas, algo que sin duda los mediocres inoperantes no hacen jamás, y de lo que, en el fondo, tienen conciencia.

Los procedimientos de acoso tienen como objetivo primordial el desequilibrio y la autoeliminación de los individuos que no son conformes a “su” sistema.

El acoso moral es uno de los medios de imponer la lógica del grupo.

La envidia, sentimiento natural que surge cuando dos o más personas se comparan entre sí o están en posición de rivalidad, llega a causar estragos considerables convirtiendo a los individuos en monstruos destructivos.

Las ciencias sociales la ignoran y proceden como si no existiera.

¿Cómo decirse a sí mismo y a los demás: “No le soporto porque es más inteligente, más guapo, más rico o más popular que yo”?

Puesto que la persona envidiosa no puede decírselo a sí misma, actúa e intenta romper a la otra con el fin de rebajarla, reduciendo la distancia que la separa entre ella misma y lo que se imagina de la otra.

¿Cómo soportar, cuando uno/a no está muy seguro/a de sí mismo/a, que la persona subordinada tenga más títulos, más experiencia y más capacidad de trabajo?

Eso es algo que provoca el paso a la acción de todos los niveles de la organización.

Es la Conjura de los Necios (Perversos Narcisistas, Mediocres Inoperantes Activos), que no soportan la excelencia a su lado porque están castrados profesionalmente y, por lo tanto son totalmente incapaces de realizar el menor acto de productividad laboral, llegando en algunos casos a destruir la Organización y comerse los beneficios.

Perversos Narcisistas: así los llama la psiquiatra Marie France Hirigoyen en su libro El acoso moral en el trabajo.

Mediocres Inoperantes Activos: el Dr. González de Rivera la describe como “mediocridad inoperante activa”, un trastorno de la personalidad caracterizado por exacerbación de tendencias repetitivas e imitativas, apropiación de los signos externos de la creatividad y el mérito, ansia de notoriedad que puede llegar hasta la impostura, y, sobre todo, intensa envidia hacia la excelencia ajena, que procura destruir por todos los medios a su alcance.

Según este doctor, las maniobras principales que el mediocre inoperante activo utiliza para el acoso psicológico de su víctima son las siguientes:

a) Someterle a acusaciones o insinuaciones malévolas, sin permitirle defenderse o expresarse.

b) Aislarle de sus compañeros, privarle de información; interrumpir o bloquear sus líneas de comunicación.

c) Desconsiderar e invalidar su trabajo, distorsionar o tergiversar sus actividades y comentarios, atribuirle motivaciones espurias o vergonzantes.

d) Desacreditar su rendimiento, dificultar el ejercicio de sus funciones, ocultar sus logros y éxitos, exagerar y difundir, fuera de contexto, todos sus fallos, tanto reales como aparentes.

e) Comprometer su salud, física y psíquica, mediante una constante presión estresante que favorece las alteraciones depresivas, psicosomáticas, y actos de huida que pueden llegar hasta la renuncia brusca al puesto laboral o al suicidio.

Ver también: Carta abierta sobre el acoso moral

Para escribir al autor: sergioalfer@hotmail.com

[Página Inicial] | [Presentación] | [Índice General]
[Actualidad] | [Asuntos Contemporáneos] | [Nuestras Claves] | [Reseñas]

copyright LaExcepción.com
correoe-e laexcepcion@laexcepcion.com
Es nuestra intención contestar todos los mensajes recibidos en LaExcepción.com.
Dado que nos llega mucho correo-basura, es posible que alguno de ellos se pierda,
por lo que si no se recibe respuesta en un plazo breve,
rogamos se insista e incluso se escriba a varias de nuestras cuentas a la vez.