Inicio > Asuntos Contemporáneos > Política Internacional

Palestinos, culpables por querer ser libres
© Cordura
www.laexcepcion.com (23 de septiembre de 2011). Publicado previamente en El Blog de Cordura formando parte de No damos abasto (II): Palestina culpable, censura censurada e ¿inocente? asesinado

Nunca insistiremos demasiado en ello: la clave del éxito sociopolítico no radica tanto en ser bueno o malo como en acaparar el punto de vista. El protagonismo tiende a asegurar la identificación del espectador. Éste siente que le va mejor si al "héroe" de la historia le va bien.

Quizá sorprenda, pero al estado palestino lo reconocen como tal 127 de los 193 países de las Naciones Unidas. En la práctica, el dato importa poco, pues cuando el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, reclama ese estatus oficial en la ONU, se estrella contra el muro de los protagonistas: los grandes países occidentales más la "única democracia de Oriente Próximo".

"Obama se reunirá con el líder palestino por la crisis en la ONU".

"Israel, en estado de alerta ante el discurso de Abbas...".

"Israel se siente bajo asedio".

Naturalmente que en otros titulares el sujeto es "Palestina" o "Abás", pero no confundamos actor principal de una secuencia con protagonista de la película. Los palestinos, cuyas razones son clamorosas, suscitan las simpatías del mundo entero, pero el guión de la política internacional ni se escribe, ni se rueda, ni se muestra desde su punto de vista.

A Abás le echan en cara que no quiere negociar. Es como culpar a un toro afeitado después de haberlo mareado, rejoneado, banderilleado y estoqueado porque al fin, exhausto, saca fuerzas de flaqueza y embiste levemente al matador. Los sionistas nunca admitirán que sus "negociaciones" con los palestinos consisten en ganar tiempo hablando de paz mientras sus colonos prosiguen los asentamientos, con periódicas masacres de fondo (por cierto, al tiempo que Abás pide su estado en la ONU, el ejército "israelí" ya ha matado a un palestino).

Y ojo, que Abás no es precisamente un "radical". Vista su trayectoria, quizá no anda lejos de ser un agente del imperialsionismo (recordemos que Hamás –movimiento demonizado por los protagonistas– ganó las elecciones de 2006, pero al año siguiente Fatah, el partido de Abás, se hizo con el control político-militar de la mayor parte del territorio y de más de dos tercios de la población). Y, desde luego, su discurso de este viernes no puede ser más moderado.

"No hay atajos para la paz en Oriente Medio", dicen que ha dicho también Obama. Atajos, no; obstáculos, muchos. Pero no esperemos que hable de ellos quien los pone. Le preocupa más el voto judío.

Acceder a El Blog de Cordura
© LaExcepción.com

Ver también:

No damos abasto (I): El fin del bienestar social
De unos años acá, un palo tras otro. Atentados, "pandemias", catástrofes "naturales", falaces guerras de agresión... Y, naturalmente, los zarpazos del capitalismo salvaje disfrazados de "crisis económica".

[Página Inicial] | [Presentación] | [Índice General]
[Actualidad] | [Asuntos Contemporáneos] | [Nuestras Claves] | [Reseñas]

copyright LaExcepción.com
correoe-e laexcepcion@laexcepcion.com
Es nuestra intención contestar todos los mensajes recibidos en LaExcepción.com.
Dado que nos llega mucho correo-basura, es posible que alguno de ellos se pierda,
por lo que si no se recibe respuesta en un plazo breve,
rogamos se insista e incluso se escriba a varias de nuestras cuentas a la vez.