Frase Sensata
«Poco me importa que la Europa se diga cristiana. Mucho más me preocupa que los que nos decimos cristianos lo seamos en el más genuino sentido del Evangelio» (Lucía Caram, monja ; Periodista Digital, 3/6/2003).
Ver previas

Frase Insensata
«Asunto menor es que la Religión sea una asignatura apologética o simplemente histórica. Lo lógico es que se explique desde el punto de vista católico, pues budistas aquí no hay muchos» Amando de Miguel ; La Razón, 27/6/2003).
«La verdad no importa, lo que importa es la percepción de la opinión pública [...]. La guerra ha terminado, Sadam ha sido vencido, el mundo es mejor. ¿Qué más quieren?» Andrés Freire ; Libertad Digital, 27/6/2003).
Ver previas
Junio 2003
 
Carta abierta sobre el acoso moral. El presidente de la Asociación Asturiana contra el Acoso Psicológico en el Trabajo protesta por la actitud de un funcionario de la Junta de Andalucía.
¿Por una Europa Cristiana?. Artículo de Lucía Caram, monja contemplativa, sobre las supuestas “raíces cristianas” de Europa (tomado de Religión Digital).
 

¿Por una Europa Cristiana?
Sor Lucía Caram O.P.
Religión Digital, 3 de junio de 2003

[Reproducimos íntegro este artículo que demuestra cómo, en el asunto de las “raíces cristianas” de Europa, entre los fieles católicos existen opiniones mucho más cercanas al evangelio que las expresadas por la jerarquía de su iglesia (ver ¿Una Europa confesional?).]

Leo con preocupación y tristeza, día tras día las presiones que desde diferentes sectores de la sociedad y de la Iglesia, se ejerce e insiste con el tema de que se diga “que Europa es cristiana” o que se “mencione, en la Constitución de la Unión Europea las raíces cristianas, o el cristianismo.

Lo digo con convicción y como mujer de fe, y en profunda comunión con la Iglesia Pueblo de Dios: poco me importa que la Europa se diga cristiana. Mucho más me preocupa que los que nos decimos cristianos lo seamos en el más genuino sentido del Evangelio. Pueden decirse muchas cosas... pero si no las vivimos, ¡de nada sirve!

Hoy leo que una agencia informativa publica la siguiente noticia: “La futura Constitución de la Unión Europea no contendrá ninguna referencia a Dios ni al cristianismo a pesar de la fuerte presión ejercida por el Vaticano y diversos grupos religiosos, de acuerdo al borrador hecho público el miércoles. En el borrador elaborado por la Convención sobre el Futuro de Europa sólo habla de la “herencia cultural, religiosa y humanista de Europa”. Ya está bien, ¿por qué siempre nos tenemos que poner en la acera del frente queriendo imponer los valores que se han de vivir y no imponer?

También hoy la prensa trae un artículo de Santiago Martín, que escribe en el contexto post electoral que “la Iglesia podría y debería jugar un papel importante de cara a la convivencia, erosionada como no se recordaba durante la campaña.” Recuerda cómo los políticos “socialistas y comunistas” citaron a Juan Pablo II en tiempo de la guerra de Irak. Dice que “la Iglesia se encuentra en una situación magnifica para tender puentes entre unos y otros y facilitar la convivencia. Deseos de hacerlo no le faltan y capacidad tampoco, guiada como está por el sabio liderazgo del cardenal Rouco y con el apoyo moral de los miles de personas que acogieron al Papa en su reciente visita. ¿La dejaran hacerlo o más bien la arrinconaran contra las cuerdas a base de aprobar –en la Comunidad de Madrid, por ejemplo– leyes que hieran los sentimientos católicos? ¿Tiene la más mínima ética conseguir votos usando el nombre y las palabras del Papa para luego legislar contra lo que pide ese mismo Papa en materias como educacion o defensa de la vida? Que no olviden los gobernantes que los votos sólo se les confían por cuatro años. La Iglesia y su moral son eternas y ellos no, como tampoco lo es la confianza del pueblo”.

Esta arenga, me deja mal sabor de boca. ¿Hasta cuando desde las filas de la Iglesia, tenemos que marcar las pautas de la vida política descalificando por su color político a las personas? Padre Santiago Martín, me parece que se equivoca. Es hora de hacer lo que tenemos que hacer, de formar personas, de anunciar positivamente el Evangelio, de comprometernos con los más pobres, y de dejar de ponernos a la defensiva atacando y volviendo a atacar. Tendamos puentes, seamos “amigos los unos de los otros”, reconozcámonos como hermanos, pero no ataquemos, porque se nos ve el plumero, y a juzgar por los escritos “defensores de la ortodoxia” de ciertos medios y movimientos, vemos a los otros como una amenaza, que si no lo son, acaban convirtiéndose en el corazón en enemigos... ¡y eso no es evangélico! Usted menciona el liderazgo de un cardenal... y hay muchos, muchísimos líderes, que están trabajando silenciosa, teológica, pastoral y socialmente en la tarea de puentes eficaces y evangélicos.

De cómo vivamos en Europa y en el Primer Mundo dependerá (y depende...) la vida y la muerte en muchos otros países. Por eso, insisto: “no me preocupa tanto que la Europa se diga cristiana como que lo sea por la vivencia de los valores evangélicos.” Y eso no se impone, se VIVE.

Sufrimos un eclipse de Dios, –ha dicho Martín Buber– pero como todo eclipse es provisional y nos desafía a buscar y a dar respuesta desde las convicciones de la fe, que siempre es universal.

Ante la guerra de Irak hemos sido creativos en los modos de exigir la paz. No hemos sido efectivos... en nombre de Dios se aliaron tres gobiernos y desoyeron estos clamores. Sin embargo, esta derrota ha de llevarnos a “seguir auscultando en corazón del Evangelio para oír con nitidez los gemidos de la humanidad” y a no cesar de buscar juntos, sin distinción de derechas-izquierdas, judíos-musulmanes-budistas, etc. las vías o los modos de asegurar la paz social, económica, política y cultural para Europa y para el mundo. Lo que está en juego es la vida del Planeta, y aquí TODOS tenemos algo que aportar, pero sin etiquetas.

Sor Lucía Caram O.P. monja contemplativa de Manresa

Volver al índice de esta página


Carta abierta sobre el acoso moral
© Sergio Álvarez [sergioalfer@hotmail.com] (20 de mayo de 2003)

El autor, presidente de la Asociación Asturiana contra el Acoso Psicológico en el Trabajo, se dirige a Manuel Chaves, presidente de la Junta de Andalucía, protestando por la actitud del Director General de Trabajo y Seguridad Social en un encuentro de asociaciones contra el acoso moral en el trabajo.

EXCMO. SEÑOR:

Sergio Manuel Alvarez Fernández con NIF ********, vecino de Oviedo y Presidente de la Asociación Asturiana Contra el Acoso Psicológico en el Trabajo

A V.E. con todo respeto

EXPONE:

Haber acudido a las II Jornadas Andaluzas Contra el Acoso Moral en el Trabajo y Primer Encuentro Nacional de Asociaciones y Foros Contra el AMT organizado por la Asociación Andaluza Contra el Acoso Moral en el Trabajo en colaboración con la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía, celebradas los pasados días 9, 10 y 11 de mayo en la ciudad de Marbella.

Que el primer día de celebración, el Director General de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía, Ilmo. Sr. D. Javier Guerrero Benítez, dentro de su disertación, realizó la siguiente manifestación:

“La Biblia, ese libro maldito que nos ha marcado a todos...”

Que tal manifestación, siendo una opinión respetable (como todas) cuando se manifiesta en privado, dicha públicamente, en función del alto cargo que ocupa en la Administración que V.E. preside, constituye una grave ofensa a los que sustentamos una opinión diferente.

En mi condición de cristiano ha constituido una ofensa grave y una humillación, al sentirme ofendido y discriminado como ciudadano español por causa de creer y practicar una religión minoritaria a la que cree y practica la mayoría de los ciudadanos del Estado.

También me he sentido humillado y ofendido en mi condición de víctima del psicoterrorismo laboral llamado mobbing que he sufrido a manos de tres perversos narcisistas, que entre las diversas conductas tipificadas en el test de Leymann, se encuentra los comentarios y burlas a causa de mi fe cristiana y porque tenía una Biblia en mi lugar de trabajo. Y me ha dolido profundamente observar la misma conducta en la persona con más poder y autoridad de la Junta de Andalucía, encargada de defender nuestros derechos y dignidad como trabajadores.

A la vez que el Ilmo. Sr. Guerrero manifiesta el más absoluto desprecio por los ciudadanos que pensamos de una forma diferente, demuestra una total ignorancia porque solo se puede hablar así cuando no se ha leído la Biblia y solo opina fundamentándose en conjeturas. Yo nunca he leído El Quijote y no se me ocurre hacer el menor comentario sobre él porque sería necio de mi parte.

Además demuestra la más crasa ignorancia de la Historia del Pueblo Andaluz. La Biblia se leyó en castellano durante los años de dictadura e Inquisición, de maldita memoria gracias al heroísmo de dos bravos andaluces frailes Jerónimos del convento de S. Isidoro de Sevilla, que huyendo de España para salvar sus vidas de las hogueras de la Inquisición, uno la tradujo al castellano directamente de las lenguas originales y su compañero la revisó años después. Se llamaban Casiodoro Reina y Cipriano de Valera.

Otros muchos fueron encarcelados, torturados y asesinados por la Sangrienta Inquisición para que la Biblia pudiera llegar a nuestras manos en nuestros días, y paso a enumerarle los andaluces que fueron sacrificados en los autos de fe que se realizaron en la ciudad de Sevilla cuya memoria ocupa un lugar de honor en el fondo de mi corazón:

Auto de fe del año 1559:

Se celebró el día 24 de septiembre de 1559, en la plaza de S. Francisco de Sevilla. Fueron veintiuno los relajados, una estatua para ser quemada con ellos, y ochenta penitenciados; sólo diré los más notables.

* La estatua: Licenciado Francisco de Zafra, presbítero beneficiado de la Iglesia Parroquial de S. Vicente de Sevilla condenado por hereje luterano, ausente, contumaz. * Doña Isabel de Baena, señora rica de Sevilla cuya casa fue arrasada. * Don Juan Ponce de León, hijo segundo de D. Rodrigo, Conde de Bailén. * D. Juan González, presbítero de Sevilla. * Fray García de Arias, llamado el doctor Blanco, monje del monasterio de San Isidoro de Sevilla. * Fray Cristóbal de Arellano, del mismo convento. * Fray Juan Crisóstomo, del mismo convento. * Fray Juan de León, del mismo convento, salió al auto de fe con mordaza. * Dr. Cristobal Losada, médico de Sevilla. * Fernando de San Juan, maestro de primaria del colegio de la Doctrina de Sevilla. * Doña María de Virués. * Doña María Cornel. * Doña María de Bohorques.

Auto de fe del año 1560:

Se dispuso para el día 22 de diciembre de 1560

Tres fueron quemados en efigie: * El doctor Juan Gil, canónigo magistral de Sevilla y obispo electo de Tortosa. * Doctor Constant ino Ponce de la Fuente capellán de honor del emperador Carlos V y director del colegio de la Doctrina de Sevilla. Murió en las cárceles subterráneas del castillo de Triana * Doctor Juan Pérez de Pineda, natural de Montilla y también director del colegio de la Doctrina de Sevilla.

De los 14 quemados fueron: * Don Julián Hernández, apodado el chico por su corta estatura, traía las biblias de contrabando desde Alemania y las distribuía secretamente. Estuvo por tres años en las mazmorras de Triana soportando todo el catálogo de tormentos del siniestro Oficio sin hacer la menor delación. Fue llevado amordazado a la hoguera y quemado vivo. * Doña Francisca CHAVES, monja franciscana del convento de Santa Isabel de Sevilla. * D. Nicolás Burton, comerciante inglés. * Ana de Rivera, viuda de Fernando de San Juan. * Fray Juan Sastre, lego del monasterio de San Isidoro de Sevilla. * Doña Francisca Ruiz, de Sevilla.* Doña María Gómez, de Lepe.* Su hermana Doña Leonor Gómez. * Doña Elvira Núñez. * Doña Teresa Gómez. * Doña Lucía Gómez. Don Melchor del Santo, natural de Granada y vecino de Sevilla, tundidor de paños.

Solo menciono los quemados en la hoguera por razón de espacio.

Y SUPLICA

Que ordene al Ilmo. Sr. Don Javier Guerrero Benítez, que si desprecia la conciencia de los vivos, por lo menos respete la memoria de sus muertos.

ES JUSTICIA

Que no duda alcanzar de V. E. cuya vida D's guarde muchos años.

EXCELENTÍSIMO SEÑOR PRESIDENTE DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA,
DON MANUEL CHAVES GONZÁLEZ

Ver también: Acoso psicológico en el trabajo
Para escribir al autor: sergioalfer@hotmail.com

Volver al índice de esta página

[Página Inicial] | [Presentación] | [Índice General]
[Actualidad] | [Asuntos Contemporáneos] | [Nuestras Claves] | [Reseñas]

copyright LaExcepción.com
laexcepcion@laexcepcion.com