Frase Sensata
del Mes

«Por obvio que parezca, confieso que su muerte [del etarra Gil Ostoaga] me duele como la de cualquier otro semejante. De tratarse de un suicidio, vaya para él mi respeto» (Javier Gómez de Liaño, magistrado; El Mundo, 27.11.02).
Ver previas

Frase Insensata
del Mes

«Soy el comandante en jefe, no necesito explicar por qué digo las cosas que digo. Es lo bueno de ser presidente. A lo mejor alguien tiene que explicarme por qué ha dicho una cosa, pero yo no le debo una explicación a nadie» (George W. Bush, presidente de EEUU, El País, 20.11.02).
Ver previas

Diciembre 2002
  Apostillas / Diciembre de 2002. El contrapunto de La Excepción a la información de los medios, usualmente sesgada.
  Lo que dicen y lo que en realidad quieren decir / Diciembre de 2002. “Traducción” de declaraciones de personajes públicos en las que dicen más de lo que parecen expresar.
  Fiestas por decreto Halloween, Navidad: celebración por decreto de rituales populares de los que no es fácil escapar por la presión social.
  La Excepción: peripecias y perspectivas. Somos poco dados a hablar de nosotros mismos, pero ciertos acontecimientos, más o menos prosaicos, nos mueven a efectuar algún comentario.
     
     

 

Apostillas / Diciembre de 2002
© LaExcepción.com

Reflexiones como contrapunto a la información de los medios.


Tragedia en el mar
La Voz de Galicia, 11.12.02

El fuel brota por una escotilla de casi un metro

–El Ejecutivo dijo al principio que las fugas eran unos «hilillos casi solidificados».

–Los datos que el Gobierno va haciendo públicos sobre la situación del Prestige a 3.500 metros de profundidad son cada día más desalentadores.

Sorprendentemente, de casi un mes a esta parte, apenas existe otro tema serio en este país. Los noticiarios dedican más de la mitad de su tiempo al asunto, o más bien a cómo gobierno y oposición lo utilizan para sus respectivos fines electorales. Es de aplaudir, en todo caso, la respuesta de muchos voluntarios (particularmente, jóvenes) en ayuda de las zonas afectadas. Esperemos que algo similar se produzca respecto a tragedias muchísimo mayores (como la probable guerra contra Irak), las cuales, en lo que a repulsa se refiere, no cuentan con el mismo furor mediático. LEx.


Ya son 13 los chicos fallecidos por desnutrición en Tucumán
La Nación, 29.11.02

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- La muerte de chicos en Tucumán por desnutrición parece convertirse en una pesadilla interminable. A las 10.30 de ayer, una pequeña de once meses y seis kilos de peso se convirtió en el decimotercer caso fatal por efecto del hambre en la provincia. La niña, Cecilia Dulce, proveniente de una familia muy humilde, falleció por un cuadro de desnutrición grado 3 –la más severa–, conocido como el síndrome de Kwashiorkor, con déficit de proteínas, edemas y lesiones en la piel, que suele detectarse en forma reiterada en países africanos. La beba era oriunda de la localidad de La Cocha, distante 127 kilómetros al sur de esta capital. [...]

Debido a que el área de internación del establecimiento se encontraba saturada, la pequeña Cecilia había sido trasladada el sábado último a un sanatorio privado, donde finalmente falleció. “Preveíamos este desenlace, porque cuando un niño Kwashiorkor demanda mucha inversión en su restablecimiento, por lo general, tiene una mala evolución”, apuntó Marcos.

El titular del nosocomio dejó en claro que al menos un pequeño que se encuentra internado en el hospital presenta un cuadro similar al de Cecilia. “Todos los días ingresan nuevos casos. El problema aquí está lejos de solucionarse”, agregó. [...]

Que nadie se rasgue las vestiduras. Al menos, nadie de los que sostienen que la economía competitiva garantiza la prosperidad de los pueblos. Semejante darwinismo social, imperante en nuestros días, seguirá llenando la tierra de víctimas como la pequeña Cecilia. (Lo cual no impedirá, por cierto, que muchos sigan con la cantinela de que el nuestro es un mundo cada vez mejor, más justo y habitable). LEx


El 5% de los europeos se define ateo; los obispos piden sacar conclusiones
Reunión en Bruselas la Comisión de las Conferencias Episcopales de la UE

BRUSELAS, 29 noviembre 2002 (ZENIT.org).- «Según la última investigación sobre los valores de Europa –en fase de publicación–, el 5% de los europeos se define ateo». El episcopado europeo considera que por lo tanto sería incomprensible y discriminatorio que esta minoría impusiera el silencio en los tratados constitucionales de Europa sobre los temas de la religión, de la trascendencia, de Dios. [...]

Es bien sabido que el ateísmo no es la única forma posible de laicismo; y que el laicismo, inspirador de las constituciones occidentales, consagra la separación de las iglesias y el estado. El problema es que el Vaticano sí quiere imponer su visión de la historia de Europa (ver ¿Una Europa confesional?), alegando que es un continente mayoritariamente cristiano. Pero el derecho garantista exige que la religión no modele la política; es ésta una exigencia irrenunciable, con la que nada tienen que ver los porcentajes de creyentes o no creyentes de una sociedad. LEx


El PP se suicida
Gabriel Albiac
El Mundo, 28.11.02

Contemplo desde lejos lo político. Pocas cosas me repugnan tanto; casi ninguna me fascina más. Supongo que algo así les debe pasar a los oncólogos. Me digo, a veces, que no entiendo los enfermizos vericuetos por los que repta esa especie, infinitamente poco fiable, infinitamente peligrosa, de los que a sí mismos gustan llamarse «hombres de Estado». [...]

Se hizo el PSOE, desde su invención tras la dictadura, una empresa menor del holding PRISA. Fue una apuesta inteligente, gracias a la cual pudo imponer, durante más de una década, la mayor exhibición de crimen y robo estatales de la Europa contemporánea, sin que pasara nada. Fue obsceno. Fue lógico. En lo político, irreprochable: la política es eso.

¿Aprendió algo el PP? Pudo en algún momento sospecharse. Pero su intento de alzar un imperio informativo, en torno a Telefónica, pasará a la historia de la incompetencia. Ni siquiera es eso lo fascinante. Fascinante es lo de ahora: el prolijo afán de los sucesores por aniquilar hasta su último soporte mediático y ofrendar esa arenisca al enemigo, en espera de compensación generosa. Lo fascinante es la indiferencia con que el monarca saliente ve la oblación de los suyos. Y no mueve un dedo. Pocas veces un suicidio político fue tan puro.

Había quienes, ingenuos, esperaban que el PP, con mayoría absoluta, se portara de manera muy distinta que el PSOE, en lo que respecta a su cratomanía o amor al poder. Pero una cosa es concederles el ”beneficio de la duda” (algo que es de rigor) y otra, dudar realmente. Parece, por lo demás, que en su día el PSOE “se lo montó” tan bien que el PP ha tenido que acabar tragándose aquel montaje, y pactando con él...

Al margen de ello, que no hable tanto Albiac sobre lo peligrosos que son los políticos (que lo son). Y que tanto él como otros influyentes columnistas se miren en ese espejo. LEx


Quédate con nosotros, Wojtyla
Bernard-Henri Lévy
Religión Digital, 28.11.02

Nietzsche emplea una expresión –en ‘La aurora’, creo– para definir a Cristo que siempre me hizo soñar: un gladiador agonizante. He recordado esta expresión desde el principio hasta el final de la última visita –habría que decir del último calvario– del Vicario de Cristo, Juan Pablo II, a su país natal, Polonia. [...]

Yo soy poco sensible –es lo menos que pueda decirse– al Evangelio [...] Pero, al mismo tiempo, ¿cómo no quedar impresionado por el mensaje de este hombre [...]? ¿Cómo no sentirse en total acuerdo con quien [...] sorprendía a los bien-pensantes de toda confesión al expresar la deuda de la Iglesia para con sus hermanos mayores, los judíos? ¿Cómo no estar de acuerdo con este luchador del Derecho y del verdadero universalismo [...]?

Más conmovedor aún: cómo permanecer insensible ante el espectáculo de este peregrino agotado que, dejando de lado su propia debilidad, casi electrizado por el amor que le tienen y que su ser entero irradia, contesta a quienes, incluso en la Curia romana, murmuran que sufre demasiado, que debería pensar en retirarse: «¿Acaso bajó Cristo de la cruz?» [...]

Hay en su presencia, en su forma de decir que sólo el descanso eterno puede silenciar una Palabra cuya autoridad no viene sino del Cielo, una fuerza interior, un ánimo del cual no veo, en el momento presente, ningún otro ejemplo en este mundo.

Que le sea permitido al escritor judío que soy, [...]; sí, que me sea permitido decir, como los miles de fieles que lloraban al despedirle en Varsovia, temiendo no volver a verle: ¡Quédate con nosotros, Wojtyla!

El joven Lévy se hizo célebre, en los años de la guerra fría, por su valiente denuncia de los regímenes comunistas. Esa actitud, compartida con otros “nuevos filósofos” de entonces, le valió el desprecio de la intelectualidad progre e izquierdista. Su caso es hoy el de tantos otros pensadores interesantes que, por carecer de las correctas herramientas de análisis, naufragan en brazos de la Babilonia moderna, llegando incluso a componer una auténtica hagiografía ‘pre mortem’ a su actual representante (ver ¿Renuncia papal?). La caída del comunismo, en la que Wojtyla eficazmente colaboró, y los hábiles guiños papales al pueblo judío parecen haber conquistado el corazon de Lévy.

«...Y toda la tierra se maravilló, y siguió a la bestia» (Apoc. 13: 3). LEx


Isabel, ¿santa o villana?
César Vidal
La Razón, 27.11.02

Con la petición formal de la Conferencia Episcopal española para reabrir la causa de beatificación de la Reina Isabel la Católica, César Vidal escribe una reflexión en ‘Calibán’, que reproducimos a continuación.

[...] Empecemos por la leyenda relativa a una Isabel que no se cambiaba nunca de camisa aunque ésta apestara. Lo que nos enseñan las fuentes es que precisamente Isabel era una mujer de pulcritud sorprendente para su época. [...]

No menos difícil de sostener es la acusación de racista lanzada sobre Isabel. [...] Nombres de gente de estirpe judía como Pablo de Santa María, Alonso de Cartagena, el inquisidor Torquemada, fray Hernando de Talavera, Hernando del Pulgar, Francisco Álvarez de Toledo o el padre Mariana entre otros muchos son muestra de hasta qué punto Isabel no fue nunca racista. Este tipo de ataques ha intentado sostenerse sobre todo en episodios como la expulsión de los judíos [...]. En su momento, la decisión estuvo además relacionada con el proceso de Yuçé Franco y otros judíos que confesaron haber matado a un niño en la localidad de la Guardia en un remedo blasfemo de la Pasión de Jesús y, muy especialmente, con los intentos de ciertos sectores del judaísmo hispano por traer de vuelta a la fe de sus padres a algunos conversos. [...Esto] provocó una animadversión en la población que, en apariencia, sólo podía calmarse con la expulsión de un colectivo odiado. Por otro lado, Isabel se preocupó personalmente de que no se cometieran abusos en las personas y haciendas de los judíos expulsados como se puso de manifiesto en la Real Provisión de 18 de julio de 1492 que velaba por evitar y castigar los maltratos que ocasionalmente habían sucedido en algunas poblaciones como la actual Fresno el Viejo. [...] Sin embargo, la grandeza –grandeza difícilmente negable– de Isabel de Castilla descansa no en el hecho de que los ataques contra ella sean de escasa consistencia, sino en que fue una reina verdaderamente excepcional en lo político, en lo humano y en lo espiritual. [...]

Asimismo fue enemiga resuelta de las conversiones a la fuerza y así lo dejó expresado en la Real Cédula de 27 de enero de 1500. [...] A todo lo anterior hay que añadir su ejemplaridad de vida o, de manera muy especial, su celo por la expansión del Evangelio por encima de cualquier otra consideración. [...] 

Impagable servicio de un cultísimo (y, por ello, menos inocente) protestante nominal a la causa de la canonización de la reina. Osa justificar la expulsión de los judíos como modo de calmar la animadversión de la población (poco le influye aquí al autor, según parece, el recalcitrante sionismo del que usualmente hace gala) . Por cierto que, entre tanto panegírico, olvida recordar el establecimiento de la Inquisición por Isabel, con razón llamada “la Católica”, a los cuatro años del comienzo de su reinado (eso sí, tal vez por desliz, no evita la mención de Torquemada...); institución que perseguiría, entre otros, a muchos protestantes en el siglo siguiente. LEx


Las Iglesias cristianas piden por escrito a la Convención «libertad de religión» en la UE
ABC, 27.11.02

[...] En una carta redactada por la Comisión de los Episcopados católicos de la Comunidad Europea (COMECE) y la Conferencia de las Iglesias Europeas, en la que están representadas también los protestantes y ortodoxos, se afirma que es necesario que la reforma institucional de la UE incluya una alusión a la religión. [...]

Las sugerencias del documento se concentran en tres puntos [...]: «La Unión Europea reconoce y respeta el derecho de las Iglesias y de las Comunidades religiosas de organizarse libremente [...]». «La UE respeta la identidad y la contribución específica de las Iglesias y las comunidades religiosas y mantiene con ellas un diálogo estructurado». «La UE respeta y no prejuzga el estatuto del que gozan, en virtud del derecho nacional, las Iglesias y las Comunidades religiosas en los Estados miembros. Igualmente respeta el estatuto de las organizaciones filosóficas y no-confesionales». [...]

Giscard se reunió con Juan Pablo II en el Vaticano el pasado 2 de noviembre y «tomó nota de las sugerencias y preocupaciones del Papa», que según fuentes de toda solvencia están «bien reflejadas» en los tres puntos del documento ecuménico.

A poco que se haga un seguimiento de las declaraciones de representantes papales, se puede comprobar que sus exigencias van mucho más allá de los tres puntos sensatamente consensuados por diferentes confesiones  (ver ¿Una Europa confesional? y “La clave para comprender la relación iglesia-política; según el Papa”, más abajo). LEx


Chat con César Vidal
Libertad Digital, 26.11.02

P: ¿No cree que el islamismo es peor que cualquier secta? ¿Condena la apostasía con la muerte? Si es así, ¿por qué no se persigue esa religión? Sólo hay que ver lo que ha pasado en Nigeria: más de 100 muertos, pero la prensa occidental no especifica que esos muertos fueron cristianos a manos de musulmanes.

R: 1. En términos prácticos sí pero pensar que pudiera haber mil millones de, pongamos, adventistas del séptimo día –secta a la que pertenece la juez Rut Alonso– me pone los pelos como escarpias. 2. Lamentablemente en los medios de comunicación no suele indicarse casi nunca las víctimas que son cristianas. La progresía está empeñada en ostentar el monopolio del martirio.

La creciente islamofobia en España y el resto del mundo, al socaire del 11-S, es uno de los signos más preocupantes de nuestro tiempo. Si además va acompañada, como en el influyente autor de estas palabras (protestante confeso), de un arbitrario espíritu “anti-sectas”, ¿qué futuro espera a las minorías en países como el nuestro...? Valga para ellas el consolador mensaje de Jesús, que no invita a la resignación, sino a afrontar la realidad con entereza: «En el mundo tendréis aflicción. Pero tened buen ánimo, yo he vencido al mundo» (Mat. 16: 33). LEx


La clave para comprender la relación Iglesia-política; según el Papa

CIUDAD DEL VATICANO, 26 noviembre 2002 (ZENIT.org).- ¿Cuál debe ser la contribución específica de la Iglesia a la política? Juan Pablo II respondió a esta candente pregunta ofreciendo como respuesta la propuesta y la aplicación de la doctrina social de la Iglesia. [...]

«La Iglesia no pretende usurpar tareas y prerrogativas del poder político; pero sabe que debe ofrecer también a la política su contribución específica de inspiración y de orientación sobre los grandes valores morales».

«La imperiosa distinción entre Iglesia y poderes públicos no debe hacer olvidar que tanto la una como los otros se dirigen al hombre; y la Iglesia “experta en humanidad”, no puede renunciar a inspirar las actividades políticas para orientarlas al bien común de la sociedad», insistió.

Una muestra más de cómo el Vaticano no desea una auténtica separación iglesia-política (ver ¿Una Europa confesional?). Habrá que preguntar a la Iglesia Católica Romana (que se ha dado a sí misma el título de “experta en humanidad”) cuál es su concepción del “bien común de la sociedad”, dado que parece empeñada en imponérnosla. LEx


Una paz estable no se sostiene con armas
Por Andrea Riccardi
La Nación, 26.11.02

[...] La Iglesia Católica mira con ansiedad esta nueva realidad. En el siglo pasado, la Iglesia fue madurando un profundo rechazo a la guerra: desde “la inútil matanza” de Benedicto XV durante la Primera Guerra Mundial hasta “la aventura sin retorno” de Juan Pablo II durante la Guerra del Golfo.

Al papa Juan Pablo II la Segunda Guerra Mundial lo marcó como individuo [...]. Es por esto por lo que se opone firmemente a la guerra. [...]

La Santa Sede no quiere debilitar a la ONU. Por el contrario, ve la necesidad de fortalecerla, justamente para crear un nuevo orden mundial que, aunque necesario, todavía no existe.

La Iglesia Católica, probablemente la última gran “internacional” del mundo contemporáneo, tiene abierto el diálogo con Estados Unidos, la única superpotencia. Por otra parte, la Santa Sede ve con simpatía la acción europea como un contrapeso no hostil a los Estados Unidos.

Interesante análisis, si no fuera porque olvida las numerosas ocasiones en que el papado (belicista a lo largo de la historia, como admite implícitamente Ricardi) se ha pronunciado a favor de la guerra en el siglo XX, incluso recientemente (ver El Vaticano ante la guerra de Afganistán). Aun así, relevante, porque una vez más se puede comprobar que el Vaticano tiene un proyecto geopolítico para el mundo y aspira a un nuevo orden mundial que cada vez se aproxima más al diseñado por Estados Unidos (ver Globalización, Nueva Era y religión). LEx


El fin del corralito
La Nación, 25.11.02

Con el anuncio por parte del ministro de Economía, Roberto Lavagna, de que a partir del lunes próximo llegará a su fin el llamado corralito y se liberará el dinero en cuentas corrientes y cajas de ahorro, se ha dado un positivo paso hacia la normalización parcial de la economía, pero que lamentablemente está muy lejos de remediar las injusticias y los daños generados por restricciones que avanzaron sobre el derecho de propiedad. [...]

Con una economía en manos del FMI (léase, los Estados Unidos y demás adláteres opulentos) y de gobernantes corruptos, Argentina lleva lustros declinando. Su caso, sin embargo, sólo es uno más entre los muchos que convulsionan a la América Latina: Colombia, Venezuela, Brasil, Ecuador... Y el fin del corralito (con la pervivencia del corralón) sólo es un experimento más de los muchos que esta zona de la tierra viene sufriendo, de manera sorprendente, en los últimos años, y justo cuando ya parecía que estaban llegando al desarrollo. ¿Qué tendrá que ver el neoliberalismo en todo esto...? LEx


ETA, en horas bajas por la presión internacional, pierde al militante Gil Ostoaga en un probable suicidio
La Razón, 24.12.02

[...] A pesar de que ETA puede atentar en cualquier momento al margen de sus circunstancias, lo cierto es que su falta de operatividad real y la inexperiencia de sus nuevos militantes están haciendo mella en su estabilidad interna. A todo ello hay que añadir la muerte del etarra Félix Ramón Gil Ostoaga. El miembro de ETA excarcelado por la juez Ruth Alonso apareció ayer en un descampado de Legazpi (Guipúzcoa) con un tiro en el pecho. Fuentes policiales creen que se podría tratar de un suicidio, teniendo en cuenta que el etarra intentó quitarse la vida dos veces cuando estaba en prisión tras su separación matrimonial. [...]

Nuestro ordenamiento jurídico consagra el derecho a la reinserción. Ostoaga, asesino convicto, no halló expedito el ejercicio de ese derecho. Su salida de prisión, tras cumplir la pena que dictaba la ley, se enmarcó en un contexto de linchamiento verbal a la juez que la decretó. Por esa y otras razones, difícilmente el ex preso, una vez libre, podía esperar un radiante futuro (¿se ha pensado, por cierto, lo errónea que fue la presunción de quienes aseguraban que la excarcelación favorecería la reincidencia del etarra?).

Negar a Ostoaga (o a cualquier otro delincuente por repulsivos que nos parezcan sus crímenes) su derecho a la reinserción social equivale a retrotraernos a un tiempo prejurídico, en el que el derecho no existiera, e imperase el mero arbitrio del poder o de la chusma

Con el juez Gómez de Liaño (El Mundo, 27.11.02) no podemos sino afirmar: «Por obvio que parezca, confieso que su muerte me duele como la de cualquier otro semejante. De tratarse de un suicidio, vaya para él mi respeto.» LEx


Nigeria: suspendido el Miss Mundo
BBCMundo.com, 23.11.02

[...] Los organizadores del certamen de belleza Miss Mundo cancelaron el evento en Nigeria tras los violentos incidentes de esta semana que dejaron más de 100 muertos. [...]

La final de Miss Mundo se realizará en Londres, Reino Unido, el próximo 7 de diciembre. [...]

Al margen de las causas para esta suspensión (la violencia de un sector de musulmanes que, de paso, ha servido para justificar aún más la creciente islamofobia), ¿qué fue de la defensa de la dignidad femenina, es decir, humana? Sería interesante preguntarse, también, por qué ya hace años que dejó de estar de moda en Occidente la lucha contra semejantes ferias de la carne. Conscientemente o no, parece que la Modernidad dejó esa lucha en manos de instancias menos “civilizadas”... LEx


Línea COPE [sobre reciente cumbre de la OTAN]
21.11.02.

[...] Esta mañana la Alianza Atlántica abría su puerta a siete nuevos candidatos, todos pertenecientes al área de influencia de la antigua Unión Soviética, que firmarán los tratados en los dos próximos años. [...]

La cumbre de la OTAN en Praga la protagoniza el presidente Bush y su petición de apoyo para un eventual ataque contra Irak. Pide a sus aliados que se impliquen, que se sumen a su estrategia de combatir por la fuerza las amenazas exteriores. La OTAN asume la polémica doctrina Bush sobre el ataque preventivo para luchar contra el terrorismo, una actitud que no hace muy buenas migas con los criterios de la guerra justa.

¿Y qué esperabas, José Luis (Restán, probable autor de esta “Línea COPE”)? Una vez que se abren las compuertas de la “guerra justa” (ver El Vaticano ante la guerra de Afganistán), ¿por qué no va a caber una “guerra justa preventiva”? LEx


Iraquíes acogen con optimismo las nuevas inspecciones de la ONU
IBLNews, 19.11.02

La población iraquí está aliviada, porque el regreso, cuatro años después, de los inspectores de armamento de Naciones Unidas ha transcurrido sin incidentes, apuntan el martes 19 observadores locales en Bagdad. Sólo las nuevas amenazas de Washington han rebajado un poco el optimismo que el lunes se vivió con declaraciones positivas tanto de los expertos de la ONU como de los funcionarios iraquíes, indican los mismos observadores.

¡Si supieran que las inspecciones no son sino una pantalla de cristal fácilmente rompible por los mismos que las han exigido! LEx


El debate sobre Dios en la Constitución de la UE
La Razón, 18.11.02
Luis María ANSON

El cristianismo ha informado durante muchos siglos a toda Europa, desde Inglaterra a Rusia, desde Irlanda a Polonia. Catolicismo, ortodoxia o protestantismo vertebraron las sociedades del viejo continente. Resultaría imposible entender la Europa de hoy sin la presencia histórica cristiana. Juan Pablo II quiere que en la Constitución que prepara Giscard D Estaing se reconozca de algún modo esa realidad incontestable.

No será fácil atender el deseo tan lógico del Papa. Está claro que la Constitución europea debe ser laica porque aunque haya más creyentes que ateos entre los europeos, el laicismo constitucional no será discutido. Hay que contar además con los judíos y los musulmanes, cuyo número galopa en Europa a lomos de la inmigración. Por eso el sagaz Otto de Habsburgo, desde la sabiduría de su edad y su experiencia, piensa que en lugar de referirse al cristianismo, la Constitución europea debe expresar el respeto a los derechos de Dios en la sociedad. De esa forma se reconocería la realidad de las distintas religiones y lo que es más importante: la creencia mayoritaria de los europeos en la vida trascendente.

No parece muy sensato, sobre todo desde el punto de vista cristiano, exigir que las leyes especulen sobre los “derechos de Dios” (más bien, llegará el día en que Él mismo sea quien establezca la justicia entre los hombres). ¿Qué oscuro designio de poder mueve esta obsesión por incrustar la mención religiosa en la futura Constitución europea? (ver ¿Una Europa confesional?). Dejémonos de eufemismos y hablemos claro: el autor de las líneas previas aboga por la defensa de la unión iglesia-estado, peligrosa aspiración para cuyo logro ve con buenos ojos que se utilice el nombre de Dios. LEx


El 45% de los niños ve programas de televisión con escenas sangrientas
El País, 18.11.02

¿Y qué más da? ¿A quién le importa que estemos criando monstruos amargados y violentos? Al gran capital, no, desde luego. Tampoco a los profesionales de televisión que se lucran con esa crianza. Pero, por lo que se ve (en las cadenas públicas...), tampoco les importa lo más mínimo a los responsables del poder político. Dato este que tiende a olvidarse cuando se valora la gestión de un gobierno. LEx


Una firma de Florida quiere poner ‘chips’ a los estadounidenses
IBLNews, 17.11.02

[...] La implantación de ‘microchips’ ha sido algo muy utilizado ya en animales, entre otras cosas para controlar las poblaciones de las especies salvajes y para ayudar a la gente a encontrar a sus mascotas perdidas. Pero la idea de utilizarlo en humanos ha desencadenado fuertes críticas por parte de los científicos y luchadores por los derechos individuales de las personas. [...]

La firma Applied Digital Solutions Incl, dice que sus cápsulas de cristal tienen el tamaño de un grano de arroz y que inyectados en los antebrazos y en otra partes del cuerpo, podría ayudar a las autoridades a encontrar personas desaparecidas y a conseguir diagnósticos más rápidos para tratamientos médicos. [...]

Hasta ahora se les ha puesto el chip a alrededor de 20 personas, incluyendo una familia entera en Florida.

La tecnología viene en ayuda de la paranoia antiterrorista (y, bajo cuerda, de la voluntad totalitaria). El creciente control informático, invasor hasta del cuerpo humano, será cuestión de tiempo. LEx


¿María corredentora? 7 millones piden la declaración del dogma

STEUBENVILLE (Ohio), 15 noviembre 2002 (ZENIT.org).- [...] Zenit ha entrevistado a Mark Miravalle, profesor de teología y Mariología en la Universidad Franciscana de Steubenville (EEUU), y presidente de Vox Populi Mariae Mediatrici, movimiento que promueve la pronunciación de este dogma. [...]

–Miravalle: [...] Usar el lenguaje de la Escritura y de los Padres como un criterio legítimo de la terminología de la Iglesia, sería eliminar de manera impresionante los títulos dogmáticos Marianos de la Inmaculada Concepción y de la Asunción, lo mismo que el término de la transubstanciación y aún el de la infalibilidad papal, ya que ninguna de estas verdades dogmáticas son descritas en dicho lenguaje.

Sería importante evitar cualquier tipo de semi-primitivismo que impide el desarrollo legítimo de una doctrina o un título debido a la falta de su presencia explícita en la Escritura o en los Padres. [...]

El fallecido cardenal John O'Connor de Nueva York declaró que una definición –como la propuesta–, impulsaría decisivamente el ecumenismo porque su articulación precisa aseguraría a otros cristianos que nosotros distinguimos adecuadamente entre la excepcional asociación de María con Cristo y el poder redentor ejercido por Cristo solo.

El Santo Padre declara en la encíclica «Ut Unum Sint», que la unidad cristiana querida por Dios sólo se puede obtener por la aceptación del contenido total de la verdad revelada y rechaza toda componenda de la verdad revelada o de un desarrollo doctrinal en aras de un «acuerdo superficial». [...]

Afirmar que el Papa no debería declarar un dogma mariano hasta no contar con el respaldo de las autoridades ortodoxas y protestantes significa teórica y prácticamente eliminar en su totalidad el carisma de la infalibilidad papal. [...]

Rechazar los dogmas católicos antibíblicos no es una actitud “semi-primitivista”, sino más bien “primitivista”, y viene exigida por la referencia al cristianismo auténtico, cuyo paradigma es el cristianismo primitivo del siglo I. Es cierto, como afirma el autor, que los dogmas marianos, de origen pagano, mantienen una estrecha correlación con otro dogma no menos pagano: el de la infalibilidad papal, que de alguna manera intenta legitimar el resto de invenciones romanistas. Finalmente, la pretensión de que declarar a María corredentora fomenta el ecumenismo desvela con claridad cuál es la concepción católica del ecumenismo (ver Ecumenismo cristiano). LEx


Primer discurso de un Papa ante el Parlamento de Italia

CIUDAD DEL VATICANO, 14 noviembre 2002 (ZENIT.org). - Publicamos el discurso que pronunció Juan Pablo II este jueves durante la primera visita de un obispo de Roma al Parlamento de Italia.

[...] A la luz de la extraordinaria experiencia jurídica madurada en el curso de los siglos y a partir de la Roma pagana, ¿cómo es posible no sentir el compromiso, por ejemplo, de seguir ofreciendo al mundo el mensaje fundamental, según el cual, en el centro de todo orden civil justo debe estar el respeto por el hombre, por su dignidad y por sus derechos inalienables? [...]

Sin comprometer la necesaria tutela de la seguridad de los ciudadanos, merece atención la situación de las cárceles, en las que los detenidos viven con frecuencia en condiciones de penoso hacinamiento. Un signo de clemencia hacia ellos mediante una reducción de la pena constituiría una manifestación clara de sensibilidad, que estimularía el compromiso de recuperación personal de cara a una positiva reinserción en la sociedad. [...]

«Europa, al inicio de un nuevo milenio, ¡abre de nuevo tus puertas a Cristo!». [...]

Desde esta antiquísima y gloriosa ciudad –desde esta «Roma, en la que Cristo es romano», según la famosa definición de Dante (Purgatorio 32, 102)– pido al Redentor del hombre que permita a la querida nación italiana seguir viviendo, en el presente y en el futuro, según su luminosa tradición [...].

El papa exhibe los fundamentos paganos de su iglesia y de la “civilización cristiana” que afirma defender. Efectivamente, Cristo, cuyas raíces están en el mundo bíblico, ha sido paganizado en Roma, como ya apreciaba Dante. Ahora el Vaticano quiere una Europa cristiana “de nuevo” (inquietante evocación histórica; ver ¿Una Europa confesional?).

Por otro lado, un jefe de Estado extranjero solicita clemencia con los presos italianos. No sería extraño que se atendiera su petición, como ya se hizo con motivo del Jubileo del año 2000; en aquella ocasión el gobierno español, a instancias papales, indultó y redujo condenas a cientos de presos a la vez, a pesar de que la Constitución prohíbe hacerlo. En estos casos, curiosamente, no se ha protestado contra una supuesta defensa de la impunidad, como ha ocurrido en España con la recientemente criticada juez Alonso. LEx


Primeras fotos del traslado de los talibanes
El País, 9.11.02

Cuatro fotografías, remitidas de forma anónima a través del correo electrónico a un gran número de medios de comunicación estadounidense, causaron ayer un revuelo en el Pentágono. El Departamento de Defensa anunció la apertura de una investigación sobre la procedencia de las imágenes e indicó que no eran montajes, sino instantáneas captadas durante un vuelo militar con prisioneros, pero sus portavoces no quisieron hacer más comentarios. Las fotografías, realizadas desde la entrada posterior de un avión de transporte, demostraban la dureza de las condiciones en que los presos son trasladados al presidio de la base militar de Guantánamo, en Cuba. [...]

¿“Sucios” talibanes? ¿Asesinos fanáticos? ¿Sanguinarios terroristas de Al Qaeda? Tal vez. Pero también, seres humanos, no menos que sus verdugos y torturadores. LEx


Oriana Fallaci indigna a la izquierda al comparar el foro antiglobalización con la marcha de Mussolini
El País, 7.11.02

Firme defensora de la política antiterrorista de George W. Bush, la escritora y periodista italiana Oriana Fallaci arremetió ayer en un largo artículo, publicado en la primera página del Corriere della Sera, contra el Foro Social Europeo (FSE), que dio comienzo ayer en Florencia.

Fallaci, florentina de origen y residente en EE UU, lanza un durísimo alegato contra los asistentes al foro. La escritora, que causó ya una enorme polémica con su libro La rabia y el orgullo, publicado tras los atentados del 11-S, acusa a los activistas del universo antiglobalización de abusar de la tan 'prostituida' palabra 'paz'.

El artículo cayó como una bomba en Florencia, donde unas 20.000 personas de diversos colectivos contrarios al neoliberalismo económico y a la guerra asisten al FSE, que inicia hoy sus sesiones con centenares de conferencias, mesas redondas, seminarios y debates que concluirán el sábado con una manifestación. Sobre todo porque en el texto Fallaci invita a los florentinos 'a colocar el mismo cartel que los valientes pusieron en 1922, cuando los fascistas de Mussolini hicieron la marcha sobre Roma: Cerrado por luto', palabras que indignaron en Florencia. [...]

Las Orianas, por desgracia (de uno u otro sexo), proliferan desde el 11-S (ver La Brigada Antiprogre). Y cobijadas en el poder omnímodo, así como en su propia paranoia, llaman impunemente a la guerra y el genocidio. LEx


El Eje del Bien
M. Á. Bastenier
El País, 7.11.02

Lo de si con el 11-S comienza o no el siglo XXI está todavía sub iudice, pero sí que está sobradamente claro que ya nada en el mundo le es ajeno. La súbita mejoría del Eje franco-alemán, sellada en la pasada cumbre europea de Bruselas, es una de sus últimas consecuencias. [...]

Tony Blair, primer ministro desde 1997 y mucho más interesado en Europa que cualquiera de sus antecesores desde Edward Heath en los setenta, tenía que buscar un encaje británico en la UE, bien metiéndose en el Eje o ignorándolo para inventar nuevas realidades. Y, como el votante de las Islas no garantizaba el ingreso en el euro –lo que le impedía jugar el juego europeo desde dentro–, el líder británico eligió convertirse en la escopeta internacional de Europa. Allí donde hicieran falta soldados, Gran Bretaña era la primera; si se hablaba de promover una fuerza militar europea, daba un paso al frente. Sobre esa base, su actual conchabamiento militar con Estados Unidos es para Gran Bretaña una forma de contar en el mundo, pero sobre todo en Europa.

El 11-S ha acabado, sin embargo, por ser contraproducente para las pretensiones de Blair. El líder neolaborista contaba, verosímilmente, con que el continente acabara subiéndose al carro norteamericano –lo que aún puede ocurrir– para toparse entonces con él instalado en el pescante. Pero, al contrario, ha chocado con el anuncio del canciller, Gerhard Schröeder, de que Berlín no respaldaría la guerra de Bush, ni con ni sin mandato de la ONU, así como también con la laberíntica búsqueda del presidente Chirac de una resolución del Consejo de Seguridad que al menos salve a Francia de toda responsabilidad si hay escabechina en Bagdad. [...]

Ocurre hoy que la incómoda soledad de oponerse a Estados Unidos, en medio de una guerra al terrorismo en la que a quien no pase revista se le llama traidor, aproxima inevitablemente a Francia y Alemania; como también que el maniobreo militar, en lugar de hacer más fuerte a Gran Bretaña en Europa, la debilita ante la megaloidea franco-alemana. Todo ello tiene mucho que ver con el 11-S, que es el que le ha echado una mano a este Eje del Bien, porque, mientras no se demuestre lo contrario, sólo cabe construir Europa sobre un gran acuerdo entre Francia y Alemania.

No estamos ante uno de los análisis más lúcidos de Bastenier. Confundir (¿ignorándolos?) los intereses (electorales, económicos, geopolíticos...) de Francia y Alemania con la configuración de un “Eje del Bien” resulta en exceso optimista, como diagnóstico y como pronóstico. Por desgracia, el perverso Eje del Mal angloestadounidense, y su ominosa Maldad Duradera, seguirán arrastrando y enfangando a Europa, incluidas Francia y Alemania, y con independencia del modo en que manifiesten su disposición a colaborar. LEx


Los primeros resultados otorgan ventaja a los republicanos en las elecciones de EE UU
El País, 6.11.02

[...] El partido que ocupa la Casa Blanca suele retroceder posiciones en las elecciones de mitad de mandato, como las de ayer. Y nunca un presidente ha recuperado el control del Senado en esas elecciones. Bush, sin embargo, estaba convencido de que la tradición se iba a quebrar. El dominio completo sobre el Congreso, que le daría libertad absoluta para aplicar su programa e iniciar, desde mañana mismo, la carrera hacia la reelección, estaba a su alcance. [...]

Bush se implicó hasta el fondo en las elecciones, hasta el punto de elegir personalmente a algunos de los candidatos republicanos, pasando por encima de las estructuras locales. Su mensaje en los mítines fue siempre el mismo: los demócratas estaban ejerciendo de forma lamentable su poder en el Senado, bloqueaban las principales iniciativas de la Casa Blanca y, sobre todo, impedían que el terrorismo fuera derrotado. En todos los actos afirmaba que Sadam Husein estaba aliado con Al Qaeda, que se preparaba para lanzar un ataque terrible contra Estados Unidos y que había que anticiparse acabando con él. Eso le procuraba aplausos entusiastas.

Los liberales oportunistas, los constitucionalistas de manual y los cadavéricos progres seguirán repitiendo uno de sus lemas favoritos: “El pueblo siempre tiene razón.” Pero las recientes elecciones parlamentarias en Estados Unidos demuestran, más bien, que las siniestras mentiras resultan eficaces para manipular a un pueblo cargado de exacerbado ánimo patriótico-belicista. LEx


Sin perdón no hay auténtica paz ni justicia
Habla Mariano Crespo, de la Academia de Filosofía de Liechtenstein

CIUDAD DE MÉXICO, 5 noviembre 2002 (ZENIT.org).- No puede haber auténtica paz y justicia sin perdón, asegura Mariano Crespo, doctor en filosofía por la Universidad Complutense de Madrid, «director de Estudios» en la Academia Internacional de Filosofía del Principado de Liechtenstein. [...] Recientemente, ha publicado en alemán una investigación filosófica bajo el título «El perdón» («Das Verzeihen»). [...]

–Mariano Crespo: [...] Creo que aquí es importante distinguir entre la Iglesia en cuanto institución de origen divino y en cuanto formada por seres humanos. En cuanto fundado por Dios, la Iglesia es inmaculada y santa. Sin embargo, los hombres que pertenecemos a ella somos pecadores. Por eso precisamente, Juan Pablo II pide por los pecados cometidos por los hijos de la Iglesia. A esa petición de perdón subyace un gran acto de humildad.

La Iglesia Católica Romana se considera a sí misma perfecta, de ahí que nunca haya pedido perdón por ninguna de sus tropelías, como muchos creen que ha hecho (ver Rehabilitaciones vaticanas). Crespo deja claro que, para el papado, los únicos que se equivocaron fueron algunos representantes de esta institución, aun en los momentos en que casi todas las energías del catolicismo se han orientado a dominar las conciencias de la población. LEx


El racismo histórico
Dalmacio Negro
La Razón, 5.11.02

[...] Entre los tópicos descalificativos de este racismo histórico, llama la atención el decir que algo es medieval, o peor aún, feudal, convirtiendo la Edad Media en el infierno de la cosmovisión seudoprogresista y su barata sabiduría histórica. Por lo pronto, la Edad Media fue una época, como todas, con claros y con sombras que no se puede enjuiciar con criterios actuales, o como si éstos fueran los definitivos o no hubiera nada que reprochar a la cultura actual. [....]

En contra del tópico, la Edad Media fue una época de gran claridad. Basta evocar el arte románico o el gótico. El racismo histórico no lo entiende.

Tiene razón Negro al atacar las visiones simplistas de la Edad Media. Es cierto que los criterios con los que se deben juzgar las abundantes “sombras” de este periodo no tienen por qué ser los actuales. Pero simplemente tomemos como referencia para juzgar esa época las voces de quienes, viviendo en ella, fueron perseguidos, masacrados y silenciados. Ellos demostraron que no hacía falta llegar a la Edad Moderna para exigir el respeto a la libertad individual, tan ausente durante los largos siglos medievales. Son estos “herejes” quienes desde el corazón de la Edad Media claman para que jamás vuelva a haber un periodo de tanta represión dominando toda Europa. ¿Se atenderá su clamor? LEx


Un joven católico es crucificado en un poste en Irlanda del Norte
El País, 3.11.02

Un joven católico fue hospitalizado ayer tras haber sido literalmente crucificado en un poste por una banda de jóvenes durante la noche del viernes en una zona de mayoría protestante de la periferia de Belfast, según informó la policía. Harry McCartan, de 23 años, fue encontrado por los bomberos, medio inconsciente y con las manos clavadas a una valla de madera. El joven tenía también heridas en las piernas, ya que sus agresores le golpearon con un objeto contundente antes de clavarlo a la valla. Este tipo de violencia es característico de los grupos protestantes, según declaró la policía.

Los cirujanos están intentando salvar las manos del joven, perforadas por clavos de 15 centímetros de longitud. La víctima, según la policía, fue agredida por una banda de jóvenes cuando intentaba robar un coche en el barrio de Seymour Hill, un enclave protestante de la localidad de Dunmurry, a 22 kilómetros al sur de Belfast. 'Los bomberos tuvieron que cortar el poste por arriba y por abajo antes de quitarle los clavos de las manos para poder llevarlo al hospital', dijo a Reuters un portavoz policial. [...]

Pocas veces ha sido tan palmaria la esencial contradicción entre los métodos de estos cristianos nominales (protestantes, católicos) y el Nombre que portan. Seguirán luchando, supuesta y remotamente, por el Cristo que abanderan. Pero éste, en el Día de la Justicia, les dirá con lágrimas: “¡Apartaos de mí, obradores de maldad, nunca os conocí!” (Mateo 7: 23). LEx

Volver al índice de esta página


Lo que dicen y lo que en realidad quieren decir / Diciembre de 2002
© LaExcepción.com

Numerosos personajes públicos hacen declaraciones en las que expresan una cosa pero implícitamente comunican algo distinto. En La Excepción nos permitimos “traducir” algunas de estas frases crípticas.

Angelo Amato, secretario de la Academia Pontificia Teológica
«Resultarían contrarias a la fe cristiana las propuestas que plantearan una acción salvífica de Dios fuera de la única mediación de Cristo» (Zenit, 21.11.02).
Traducción
«... siempre que excluyamos la mediación de los difuntos, los santos y María (a la que la Iglesia Romana pronto reconocerá como “corredentora”, previsiblemente).»

Scott McClellan, portavoz de la Casa Blanca, a raíz de los disparos de la defensa antiaérea iraquí contra aviones estadounidenses y británicos que bombardeaban su país
«Como habrán notado, creemos que es una violación que podría constituir una violación material. En la resolución [de la ONU] se indica que Irak no debe realizar o amenazar con actos hostiles contra cualquier representante o personal de ningún Estado miembro que actúe para cumplir una resolución del Consejo» (El Mundo, 18.11.02).
Traducción
«El espíritu de la resolución en absoluto aconseja una interpretación así pero, aparte de que Irak no tiene derecho a defenderse de nuestros ataques, seguimos necesitando excusas para que éstos sean más abarcantes y mortíferos.»

Cardenal Fiorenzo Angelini, en referencia a la condena judicial al ex primer ministro italiano Giulio Andreotti
«No oso hacer comparaciones por devoción y reverencia, pero me viene a la cabeza la comparación con Jesucristo, no es lo mismo, pero es el mismo espíritu lo que lo origina e indica que el Calvario continúa, pero con la certeza de que al final está la Resurrección» (La Razón, 19.??11.02).
Traducción
«Queda patente mi falta de devoción y de reverencia al osar comparar a Andreotti con Jesús, su condena con el Calvario y su previsible absolución (¿indulto?) con la Resurrección.»

Enric González, corresponsal de El País en Washington, subtitulando la victoria de Bush en las recientes elecciones parlamentarias
«El presidente de Estados Unidos logra manos libres en ambas Cámaras para gobernar» (El País, 7.11.02).
Traducción
«El presidente de Estados Unidos logra en ambas Cámaras manos libres para matar.»

Volver al índice de esta página


Fiestas por decreto
© G. S. V. [guillermosanchez@laexcepcion.com] (5 de diciembre de 2002)

Halloween, Navidad: celebración por decreto de rituales populares de los que no es fácil escapar por la presión social.

En octubre y noviembre se pudo constatar cómo un año más se va difundiendo en España la celebración de la fiesta de Halloween. Resultaba un tanto penoso comprobar cómo numerosas personas se sumaban a festejos más bien absurdos y reproducían aquellos comportamientos que han visto en las películas, algunas de ellas terroríficas (en todos los sentidos del término), que las diferentes cadenas se encargan de dar a conocer esos días.

Muchos de quienes entonces criticaban las “jalogüinadas” lo hacían con el argumento de que no es una fiesta con arraigo nacional. En un sentido estricto, casi ninguna de las costumbres practicadas por un pueblo es realmente autóctona. Es cierto que hay tradiciones que nacieron en el seno de una sociedad concreta, pero la historia y la antropología demuestran que numerosos ritos, hábitos, leyendas y festividades o bien fueron importadas en el pasado o bien se han formado a partir de una amalgama de influencias foráneas (al margen de que, ¿cuántos pueblos, aparte del hebreo, conservan una continuidad real de muchos siglos a sus espaldas?). Por lo tanto, remontándonos hacia el pasado es fácil que encontremos un momento en el que un país no practicaba algunas costumbres que ahora son ley. Si en aquel momento hubiera habido rechazo generalizado hacia ellas, ahora no se practicarían con la naturalidad con que se hace.

Las sociedades humanas se cohesionan mediante rituales compartidos. A pesar de la implantación del liberalismo como sistema de organización social, a pesar de la secularización, o quizá precisamente por ello, los pueblos siguen buscando representaciones simbólicas con las que construir un refugio ante el vacío al que, finalmente, conduce el individualismo moderno. Así, regresan (en realidad, nunca se fueron) las catarsis colectivas, los baños de masas en los que el individuo se diluye en el Todo amorfo de la Sociedad, reduciendo sus rasgos personales a pulsiones básicas; esto es visible tanto en las celebraciones futboleras (ver Pan y fútbol), como en las procesiones pseudorreligiosas, y en determinadas manifestaciones y marchas en las que el tono festivo y la ausencia de compromiso personal prevalecen sobre la convicción que supuestamente las moviliza (ver Le Pen y otras amenazas). Todo ello impregnado de superficialidad postmoderna y de vacua neorreligiosidad.

Desde el poder, por supuesto, se alientan estas iniciativas. Se apela a raíces ancestrales y al sentimiento de unidad en torno a los símbolos. Avanza en nuestras sociedades un neopatrioterismo sin complejos, en el que los aspectos irracionales se consideran cada vez más importantes. El auge de los nacionalismos disgregadores, que son una expresión paradigmática de lo ancestral, provoca un miedo (justificado) a la fragmentación, a la inestabilidad. Como reacción, se potencian aquellos mecanismos que, sin ser más racionales, cohesionan a los ciudadanos y les proporcionan el orgullo y la tranquilidad de pertenecer a una tribu homogénea. Así, lo colectivo se impone sobre lo personal; la uniformidad, sobre la diversidad. Difícilmente el discurso políticamente correcto de la tolerancia o el interculturalismo puede ocultar esta tendencia.

Y ahora que el “choque de civilizaciones” se ha convertido en el credo manifiesto de quienes rigen los destinos de la política mundial, cada vez se mirará con mayores sospechas a los inconformistas que se atrevan a alzar su voz contra la apisonadora que institucionaliza Lo Nuestro. Deporte, canciones, fiestas populares, concursos, nominaciones... todo queda al servicio de una Causa colectivista. Ante los muchos y complejos retos que presenta la convivencia de personas y culturas distintas en las sociedades globalizadas, escasas parecen ser las perspectivas de poder resolverlos sin conculcar los derechos de nadie (ver La sociedad multiétnica).


Sentido de las celebraciones

Muchos de quienes el día de Todos los Muertos despotricaban contra la invasión de calabazas huecas son precisamente quienes en estas fechas de fin de año repiten los tópicos de siempre en torno a los festejos navideños. Parecería que esta festividad sí podría corresponderse con la esencia nacional de los españoles, cuando en realidad la mayor parte de las actividades que la acompañan (el árbol de Navidad, los cotillones...) no son más que construcciones consumistas introducidas hace relativamente poco tiempo.

A ver quién explica por qué Papá Noel (importado de Francia) o los belenes (de origen italiano) son más españoles que las calabazas risueñas. Y si no, tiempo al tiempo: nada detiene la implantación de una costumbre cuyas bondades ha predicado la maquinaria propagandística de cada momento (tradicionalmente, el confesionalismo estatal; hoy, la diosa publicidad). Un viajecito navideño por algunos países del hemisferio sur puede ilustrar acerca de lo absurda que resulta la asunción de algunas costumbres foráneas: empleados de grandes almacenes disfrazados de Papá Noel, con su barba y todo, sudando la gota gorda en pleno verano austral; familias devorando turrón y otros alimentos altamente calóricos... en la playa.

Claro que quedan los “reyes magos”, los villancicos... Hay personas que en estas fechas evocan convicciones que el paso de los años y el materialismo no han conseguido borrar del todo, y aprovechan las Navidades para remover los posos de una fe que ya es sólo nostalgia. Quizá sea ésta la única virtud que conserva la Navidad pagana de nuestro mundo “cristiano”. Todavía hay quien celebra (es decir, se regocija con) la idea de que Dios una vez se hizo hombre. Pero, sin despreciar el sentimiento piadoso (y a veces cercano al cristianismo) que inspiran algunos de los símbolos navideños, no hay que olvidar que el sentido último de casi todos ellos, empezando por la propia fecha del 25 de diciembre, es tan pagano como los insufribles programas televisivos de varietés de fin de año (ver La Navidad, una fiesta corrompida). Y también hay que recordar que el auténtico cristiano recuerda la encarnación y la redención cada día, y no cuando el calendario lo dicte. Aun así, al creyente o al escéptico consecuentes la Navidad les puede ofrecer todavía la oportunidad de reunirse en familia, de apagar el televisor (quienes lo tengan) y de pasar unos días de descanso y de actividades alternativas.

Propongo que el juicio moral que se emita sobre estas celebraciones populares (e inducidas) no esté basado en su mayor o menor raigambre, sino en su naturaleza. Hay costumbres que no sólo no adocenan a las masas, sino que pueden ser beneficiosas; independientemente de su origen y del tiempo que haya transcurrido desde su establecimiento, no tendré problema en asumirlas. Otras, por muy antiguo que sea el pedigrí que ostentan, recibirán mi rechazo si son estúpidas o idolátricas.

Lo triste de Halloween no es que sea un “invento americano” (en realidad no lo es) trasplantado a nuestro suelo patrio. Lo triste es comprobar cómo quienes se entusiasman con aquello que socialmente se ha convenido que hay que hacer, pueden manifestar similar entusiasmo por cualquier otra imposición social. Si los monstruos calabaceros se pusieran a pensar en el sentido que pueden tener esas mamarrachadas, quizá no veríamos tanto espantajo en aquella noche en la que, en última instancia, se celebra la muerte. Si hubiera muchos jóvenes que se rebelaran ante la dictadura de emborracharse por narices la noche de fin de año, si algunos de ellos no se avergonzaran de llegar a casa antes del amanecer (como parece que es de rigor hacer a fin de ser alguien), podríamos empezar a pensar que vivimos en una sociedad sana.

© LaExcepción.com

Volver al índice de esta página


La Excepción: peripecias y perspectivas
laexcepcion@laexcepcion.com (8 de diciembre de 2002)

Somos poco dados a hablar de nosotros mismos, pero ciertos acontecimientos, más o menos prosaicos, nos mueven a efectuar algún comentario y una mínima “recapitulación histórica”.

En la primavera de 2001 nacía La Excepción (LEx) como una respuesta, desde la inevitable modestia derivada de los escasos recursos económicos y personales, al totalitarismo emergente (ver la Presentación y recuérdese el lema de nuestra web). Al día de hoy, año y medio después, hemos de admitir que no hemos logrado detener esta peligrosa tendencia de los tiempos. Naturalmente, tampoco lo esperábamos: nuestro propósito era, sigue siendo, sensibilizar a las personas –una a una– para que ellas a su vez vayan corriendo la voz y poniendo sus almas a buen recaudo.

En el momento de lanzar nuestra revista, alguno de nosotros albergaba ciertas dudas sobre la conveniencia de llamarla La Excepción. El nombre podía sonar pretencioso, pero intentaba reflejar la ausencia de medios que desarrollasen un análisis de la realidad ateniéndose a estos dos requisitos: llevar la crítica social, cultural y humana hasta las últimas consecuencias (ver ¿Fin del optimismo humanista?), y presentar a la vez la única esperanza que ofrece bases sólidas (ver Secarral del mundo y del alma). Por desgracia, y a pesar de nuestra sincera vocación de dejar de ser excepcionales, hoy por hoy el nombre de nuestra revista sigue estando justificado…

El primer boletín se enviaba en octubre de 2001, al hilo de los sucesos del 11-S, los cuales, con su secuela de violencia y totalitarismo rampantes, venían a confirmar la necesidad de una revista electrónica como la nuestra. Mes a mes fueron apareciendo los números siguientes, hasta el actual (el decimoquinto), en los cuales ha sido tal nuestra insistencia en los riesgos que presenta el nuevo escenario internacional que algún amigo, quizá con parte de razón, nos ha llamado monotemáticos. Se trata, con todo, de un tema que no podemos abandonar (¡bien lo quisiéramos!).

Los suscriptores han llegado a ser ya unos cuantos centenares, a pesar de que ningún buscador de Internet nos encontraba hasta prácticamente el día de hoy, por razones técnicas que no hace al caso comentar.

En alguna ocasión hemos sufrido, y hecho sufrir a nuestros suscriptores, alguna irregularidad en nuestros envíos (así sucedió, muy particularmente, el mes pasado, motivo por el cual pedimos aquí se nos disculpe): desde inserciones publicitarias ajenas a nuestra voluntad hasta errores en relación con los destinatarios del boletín. Entendemos que ha sido algo excepcional, pero también que nadie tenía por qué sufrirlo.

El pasado 16 de noviembre uno de nosotros (J.F.S.P.) experimentó una sensación curiosa, al menos para quien no tiene notoriedad pública ni la desea... Al poner la radio (sintonizando la Intercontinental de Madrid, a la hora de su tertulia “Punto de Vista”), escuchó palabras que le resultaron muy familiares. Instantes después, tras oír su nombre y la expresión ‘brigada antiprogre’, comprendió que hablaban de LEx (concretamente, del artículo La Brigada Antiprogre y de su autor). Y no lo hacían, por cierto, en un tono elogioso: la mordacidad se combinaba con los denuestos, por desgracia acompañados también de una información harto inexacta sobre nuestra revista… Tan pronto se nos tachaba poco menos que de “progres” como se decía que teníamos un cierto “tufillo derechón”; otros calificativos, aplicados al autor del mencionado artículo, fueron “beato de sacristía” y “Tomás de Torquemada” (sic). Pero, sobre todo, los tertulianos de “Punto de Vista”, en su tono habitual, demostraron habernos leído con excesiva premura, y haber visitado nuestra web un tanto superficialmente.

Lo ocurrido, en todo caso, vuelve a evidenciar la peligrosa extensión del simplismo bipolar (ver, por ejemplo, Una fecha y sus secuelas y Malos contra malos). Y, de modo específico, lo confusas que pueden ser las conclusiones de quienes juzgan desde los patrones del sistema a quienes se esfuerzan por mantenerse al margen de él.

Por lo demás, entre las perspectivas inmediatas de LEx se encuentra la de abrirnos a nuevos enfoques, con vistas a evitar la susodicha apariencia monocorde y, ¿por qué no?, a descargarnos de trabajo en algún grado. Así, nos hallamos en un proceso de incorporación de nuevos colaboradores, y desde el mes pasado contamos con la presencia de Pilu, cuyo inteligente humor gráfico sin duda habrá sido bien recibido por más de un suscriptor. De aquí a pocos meses confiamos en tener entre nosotros al menos a un colaborador más, con textos cuyo estilo y enjundia también creemos que honrarán a nuestra revista (de momento, preferimos omitir su nombre).

A propósito, queremos aprovechar aquí la ocasión para ofrecer nuestras páginas electrónicas a otras colaboraciones espontáneas, siempre que conecten con el mensaje y el espíritu de LEx (se requiere para ello una mínima familiaridad con la misma). Recordemos que nuestro afán irrenunciable es alertar sobre los signos preocupantes de nuestro tiempo y ofrecer una esperanza frente a ellos, la única que hay... Junto a ello, nuestra revista carece de toda intención lucrativa, y tampoco busca notoriedad personal de ningún tipo.

Ignoramos por completo cuánto durará nuestro querido proyecto y qué repercusión podrá llegar a tener; pero es algo que tampoco nos preocupa. Estamos en buenas manos...

© LaExcepción.com

Volver al índice de esta página

[Página Inicial] | [Presentación] | [Índice General]
[Actualidad] | [Asuntos Contemporáneos] | [Nuestras Claves] | [Reseñas]

copyright LaExcepción.com
laexcepcion@laexcepcion.com

JustSmileMedia_logo
Graphic & Web Design