Frase Sensata
del Mes

«Ésta es la primera vez que una potencia habla de la guerra preventiva desde los tiempos de los fascismos, y no es una simple expresión, está explícito en el documento de defensa estratégica» (Pietro Ingrao, director de L'Unita, El País, 5.10.02).
Ver previas

Frase Insensata
del Mes

«El bien y el mal no existen. Son códigos totalmente artificiales» (Gaspar Noé, director de cine, El País, 11.10.02).
Ver previas

Noviembre 2002
  Apostillas / Noviembre de 2002. El contrapunto de La Excepción a la información de los medios, usualmente sesgada.
  Lo que dicen y lo que en realidad quieren decir / Noviembre de 2002. “Traducción” de declaraciones de personajes públicos en las que dicen más de lo que parecen expresar.
  Los daños colaterales de Vladimir Putin El trágico desenlace del secuestro masivo en un teatro de Moscú nos obliga a replantearnos nuestra inserción en el sistema.
     
     
     

 

Apostillas / Noviembre de 2002
© LaExcepción.com

Reflexiones como contrapunto a la información de los medios.


El 85% de los rusos apoya a Putin y un 10% lo critica
El País, 30.10.02

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha tenido el respaldo mayoritario de la población durante la crisis de los rehenes. Las primeras encuestas realizadas por el Centro de Estudio de la Opinión Pública muestran que un 85% de la población apoya las acciones de Putin para acabar con el secuestro organizado por los extremistas chechenos y que sólo un 10% las critica.

El presidente ruso ordenó ayer elaborar una nueva doctrina de seguridad nacional en la que se refuerza el papel de las Fuerzas Armadas como eficaz instrumento para responder a las amenazas contra el Estado. Putin trató de salir al paso de los temores de una extensión de la campaña militar en Chechenia y confirmó que continuará reduciendo las tropas y el armamento desplegado en esa república. [...]

La eliminación física de los dirigentes separatistas parece ser ahora la tarea prioritaria: ´Cuanto más rápido neutralicemos a los líderes de las formaciones armadas ilegales, a los terroristas, tanto más rápido se normalizará la situación en Chechenia´, manifestó Nikolái Pátrushev, director del Servicio de Seguridad.

Entretanto, Putin se prepara para reunirse con su homólogo de EE UU, George Bush, en noviembre en alguna ciudad del noroeste ruso.

La masa de la población bendice al déspota y su (pen)última atrocidad. No importa cuántas irregularidades haya comportado la “operación de salvamento”, ni, sobre todo, bajo qué discutible principio se la haya pretendido justificar (ver Los daños colaterales de Vladimir Putin).

Al margen de ello, la loca acción terrorista en el teatro moscovita provee una magnífica excusa para la creciente militarización de la política rusa y el recorte de las libertades. Llamativamente, todo ello en la misma línea que viene siguiendo el antiguo rival del Kremlin (Estados Unidos), y con el mismo pretexto de luchar contra el terrorismo. LEx


Kodak despide a un empleado cristiano por no celebrar el “día gay”
ICPress, 29.10.02

«WASHINGTON DC, 25 octubre 2002.- Rolf Szabo, un veterano que lleva 23 años trabajando para la famosa firma de productos fotográficos Eastman Kodak, ha sido despedido por no sumarse a la celebración del día del homosexual en la empresa. Esta pasada semana, Szabo, un empleado cristiano que ha recibido numerosas recomendaciones por su eficaz trabajo durante sus dos décadas de servicio, recibió, junto con los otros miles de empleados de la fábrica ubicada en Rochester, un mensaje de un supervisor invitándolo a celebrar el día de los homosexuales

El veterano empleado respondió al mensaje masivo con una nota gentil pero contundente: “Por favor, no me envíen este tipo de información nunca más, porque la considero de mal gusto y ofensiva. Muchas gracias. Rolf Szabo”.

La respuesta, enviada a todos los receptores del mensaje original promoviendo el día de los homosexuales, recibió una dura reacción por parte de su supervisor: un correo electrónico amenazador en el que Szabo recibía dos alternativas: o firmaba un compromiso oficial y formal disculpándose con todos los empleados y garantizando que nunca más volvería a suceder un incidente de esa naturaleza, o debía considerar finalizado su contrato.  Szabo no se disculpó y fue despedido.

Organizaciones defensoras de la familia y movimientos cristianos de Estados Unidos y otras naciones han solicitado a los clientes de Kodak opuestos a esta arbitrariedad hacer sentir su malestar abiertamente, contactando al Presidente de Kodak Daniel Carp y expresar su rechazo a la expulsión de Rolf Szabo (www.kodak.com).

Con su “exceso de celo”, parece que el supervisor olvidó los derechos más elementales del empleado; éste, por lo demás, no había hecho más que pedir que le dejasen en paz. Pero es que hay algunos que, según parece, se creen que el orgullo (gay) es algo que puede contagiarse así como así. Ocurre con frecuencia: quienes durante largo tiempo han sido víctimas de la falta de libertad incurren, cuando obtienen poder o influencia, en el mismo defecto que sus antiguos perseguidores.

Los homosexuales son personas tan respetables como cualquier otra, pero tanto alarde por parte de algunos de ellos, o de sus partidarios (en España tenemos sobrados ejemplos), sólo puede engendrar el creciente rechazo de muchos heterosexuales. Y más aún cuando se dan a conocer injusticias como la que relata la noticia. LEx


Profesores de religión: cuestión de inconstitucionalidad
DIONISIO LLAMAZARES FERNÁNDEZ
El País, 29.10.02

La enseñanza religiosa como hecho cultural no plantea ningún problema a la laicidad. [...] Tampoco la enseñanza confesional de la religión plantea problemas al Estado laico cuando se deslinda nítidamente del resto de las disciplinas, como algo enteramente distinto que no forma parte del currículum. [...]

Lo que choca con la laicidad es la mezcolanza de los dos sistemas: el Estado es el empleador y por tanto el que paga, pero es la Iglesia la que manda [...].

Este modelo ha terminado imponiéndose en el Derecho español por sumisión del Estado a las pretensiones de una Iglesia que ha impuesto con tozudez inmisericorde, quebrando la continuidad del consenso constitucional, una interpretación maximalista a su favor del Acuerdo de 1979 entre el Estado español y la Santa Sede. [...]

Gratuitamente el Gobierno aceptó que la financiación económica corriera por cuenta del Estado, en sospechosa colisión con la laicidad (financiación de fines religiosos con fondos públicos) [...].

¿No habría que considerar empleados del Estado a obispos y sacerdotes que son pagados con el dinero público resultante de la suma de asignación tributaria más dotación presupuestaria? La función que cumplen es similar a las de los profesores de Religión, según el Derecho Canónico: una función espiritual. Y, dada esta paridad, ¿no sería más congruente financiar también la enseñanza religiosa con los ingresos obtenidos por asignación tributaria? [...]

De futuro sólo hay dos soluciones posibles: la enseñanza de la religión no forma parte del currículum y es competencia exclusiva de la Iglesia como empleadora, o es competencia exclusiva del Estado como asignatura ordinaria de carácter neutral. Las dos son compatibles con la laicidad del Estado. [...]

El catedrático de Derecho Eclesiástico del Estado de la Universidad Complutense ofrece un análisis jurídico impecable. La Iglesia Católica Romana (ICR) no tiene más argumentos para defender la enseñanza de la religión financiada con fondos públicos que una interpretación forzada de los acuerdos con el Vaticano. En lugar de restringir los privilegios del catolicismo en el sistema educativo, en 1992 se generalizaron a judíos, protestantes y musulmanes (en unos acuerdos, por otra parte, que reconocieron por fin numerosos derechos legítimos de estas minorías).

El hecho de que otras confesiones (especialmente los musulmanes) puedan enseñar en centros públicos viene provocando rechazo en sectores conservadores. La solución sería un trato equitativo y una separación radical entre religión y estado. Pero dada la influencia política y social de la ICR en España, es difícil que se vislumbre alguna de las salidas que plantea Llamazares, ni con un gobierno del PP ni con uno del PSOE (que entre 1982 y 1996, a pesar de su discurso laicista, no tomó medidas destacables que limitaran los privilegios de esta iglesia). Lo que quizá sí veamos es cómo se restringen los derechos equivalentes de los musulmanes, bajo el argumento (que ya se viene oyendo) de que los musulmanes no tienen una representación unificada (es decir, no están organizados piramidalmente, como la ICR). LEx


Gerry Adams afirma que puede ver ´un futuro sin el IRA´
El País, 27.10.02

El jefe del Sinn Fein dice que negociará su desmantelamiento

El presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, mostró ayer su intención de negociar con Londres el desmantelamiento del brazo militar de su partido, el Ejército Republicano Irlandés (IRA), si se ponen en marcha de forma íntegra los acuerdos de paz de abril de 1998. ´Si me pedís que contemple un futuro sin IRA, la respuesta es evidente, es sí´, admitió Gerry Adams frente a los delegados de su partido.

´Ya no existe un camino paralelo: finalmente, la carretera se bifurca´, aseguró Adams. En cambio, ´el IRA no se autodisolverá nunca en respuesta a los ultimátums del Gobierno británico o de los unionistas´, declaró Adams. En respuesta al primer ministro británico, Tony Blair, que exige el final de las actividades paramilitares del IRA, Adams admitió que se acerca la hora de ´poner fin a la transición´ hacia métodos exclusivamente pacíficos y democráticos. Pero el líder del Sinn Fein expuso una lista de condiciones imprescindibles para lograr este objetivo, entre las que destaca una aceleración de la reforma de la policía y el desmantelamiento de las instalaciones militares británicas en Irlanda del Norte. Londres recuperó la administración directa de esta región semiautónoma hace dos semanas, suspendiendo las instituciones locales.

Admitió Adams ante una audiencia nacionalista que ´las presuntas actividades del IRA´ (como el espionaje en la sede del Ejecutivo británico en Belfast) han contribuido a desestabilizar al unionismo y a mermar la influencia de los que apostaban por el cambio. [...]

El actual estancamiento del proceso de paz en Irlanda del Norte, muy especialmente en lo referente a la disolución del IRA (banda terrorista de adscripción católica romana que persigue la reunificación irlandesa), contrasta con los rápidos avances que fueron notorios como consecuencia inmediata del 11-S. Aunque cada vez peor vistos, los ataques a miembros de una y otra comunidad (“católica” y “protestante”) no han dejado de producirse desde esa fecha.

El 11-S todavía proyecta en el mundo entero un odio legítimo frente a las acciones terroristas de cualquier clase. Pero la creciente lejanía temporal de la misma parece atenuar sus efectos prácticos. Por lo demás, otros episodios terroristas (Yemen, Bali, Filipinas, Moscú y los que vendrán...) tenderán a minimizar dicha atenuación. Pero en qué medida esa tendencia afectará al Ulster es una incógnita. LEx


Miles de personas se manifiestan en el centro de Washington contra una intervención militar en Irak
ABC, 26.10.02

Varios miles de personas se manifestaron hoy en una explanada del centro de Washington para protestar contra una eventual intervención militar estadounidense en Irak. La reunión, al pie del memorial en recuerdo de la guerra de Vietnam, se inició con varios discursos de responsables de movimientos religiosos, sobre todo musulmanes, y ex militares que pidieron la oposición a cualquier conflicto armado con los iraquíes.

“No a la guerra”, “Detengan la guerra contra Irak”, “Dinero para empleos, no para la guerra” eran algunas de las consignas escritas en las pancartas enarboladas por la multitud. La manifestación, organizada por una coalición de grupos de defensa de los derechos civiles y de la justicia social y de comités contra la guerra, marchará después hacia la Casa Blanca.

Los organizadores señalaron que esperaban hasta 100.000 participantes en la manifestación, que fue calificada de “la más grande demostración” antibélica desde el inicio de los años 70 durante la guerra de Vietnam. La Policía no dio ninguna estimación propia sobre el número de participantes. Otras reuniones tuvieron lugar o estaban programadas para hoy en San Francisco (California, oeste) y Chicago (Illinois, norte), así como en México, Japón, España, Alemania, Holanda, Corea del Sur, Bélgica y Australia.

Sin entrar en sus motivaciones, resulta loable esta iniciativa emprendida ante las mismas fauces de la bestia, y acredita que es posible hacer algo para frenar a ésta (ver ¿Frenar a la bestia?), por más que la guerra siga pareciendo inexorable.

Entretanto, los responsables de “Maldad Duradera” parecen haber cambiado de táctica. Confrontados con inesperadas dificultades para llevar adelante sus designios genocidas, han optado por reducir la tensión y el protagonismo del anunciado ataque a Irak; seguramente, con la intención de acabar aplicando una política de hechos consumados, con el sí de la ONU (que probablemente acabará llegando), o sin él. Pues mientras calla la lengua agresiva, detrás de bastidores continúan la presión, la intimidación, la compra de voluntades, y otras acciones aún más inconfesables. Y, sobre todo, se depuran los planes bélicos.

«Oiréis hablar de guerras y de rumores de guerras. ¡Cuidado, no os alarméis! Porque eso es necesario que suceda, pero no es todavía el fin. [...] Y todo esto será principio de dolores» (Mateo 24: 6, 8). Es necesario que suceda, sí, pero ¡ay de aquél por quien suceda! (cf. Mateo 18: 6-9). LEx


Oscuros vínculos
La Razón, 25.10.02

El españolito de a pie sigue preguntándose en manos de qué jueces estamos cuando toman decisiones como la última de la jueza de Vigilancia Penitenciaria de Bilbao, Ruth Alonso, que concedió el tercer grado y la libertad condicional al miembro de Eta, Félix Ramón Ostoaga, condenado a 300 años de cárcel por seis asesinatos, cuando sólo había cumplido 12. Ahora, hemos sabido que su muestra de indulgencia con la banda asesina suele ser habitual. La magistrada ha puesto en la calle a otros terroristas con delitos de sangre a sus espaldas y penas de cárcel centenarias

Elsemanaldigital.com se ha puesto en contacto con miembros de la carrera judicial en el País Vasco en un intento de arrojar algo de luz sobre las motivaciones de la magistrada Ruth Alonso. La sorpresa ha sido de órdago. Resulta que la juez es famosa en Bilbao por pertenecer a los Adventistas del Séptimo Día, una secta que se basa en singulares cálculos para proclamar la Segunda Venida de Cristo y, por tanto, el fin del mundo.

Las personas consultadas por este confidencial nos advierten de que el fervor «religioso» de la juez ha sido y es comidilla habitual entre sus colegas. «Siempre procura arrastrar a uno de nosotros a una de sus reuniones», según nos dicen. Otras fuentes nos confirman que Ruth Alonso es una de las más activas militantes en los retiros de fin de semana que organiza la secta. Durante esos encuentros los congregados son preparados a conciencia para la llegada del fin de los tiempos. [...]

Esta vez, y no es la primera, la “hoguera” se ha encendido para los adventistas del séptimo día. En otros casos, los arrojados a ella son testigos de Jehová, pentecostales, o miembros de la Iglesia de la Cienciología... La diferencia es que, en esta ocasión, se usa como pretexto la supuesta adscripción religiosa de una juez cuya decisión ha levantado ampollas.

Pregunta obvia: ¿Qué relevancia tiene esa adscripción en relación con la excarcelación del etarra Ostoaga? El diario ´La Razón´, ¿habría hecho mención de la misma si se hubiese tratado de una juez católica o agnóstica? ¿Qué “oscuros vínculos” llevan a este periódico a reproducir literalmente una errónea información de ´El Semanal Digital´ que, en la práctica, desacredita a toda una comunidad religiosa?

Pero el calado del asunto es aún más hondo: ¿Qué garantías de respeto a su libertad religiosa tienen las minorías en este país, cuando a la mínima de cambio se hacen públicas, de manera incriminatoria y contraviniendo la Constitución, las creencias de uno de sus miembros (y, de paso, se difama y ridiculiza al conjunto de su iglesia)? LEx


Las invenciones de Bush
El País, 23.10.02

En su afán por justificar la guerra contra Irak, el presidente ha inventado informes y datos

E. G. | Washington
El presidente George W. Bush tiende a la fantasía en algunas de sus declaraciones. También podría decirse que miente con frecuencia, especialmente cuando se refiere a Irak. Cita informes inexistentes, alarma sin motivo a los estadounidenses, atribuye a Sadam Husein un poderío militar exagerado y da por seguras simples suposiciones. Ejemplo de ello fue su afirmación de que Bagdad podía desarrollar en seis meses un arma nuclear, apoyando sus palabras en un informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA). La agencia no había hecho ese cálculo, totalmente insostenible.

The Washington Post, uno de los diarios más influyentes de EE UU, publicó ayer en portada una relación de las ´inexactitudes´ cometidas últimamente por Bush. [...] ´Les recuerdo´, comentó, ´que cuando los inspectores fueron a Irak y se les denegó el acceso apareció un informe de la Atómica, la AIEA (sic), diciendo que estaba (Irak) a sólo seis meses de desarrollar el arma (nuclear), y no sé qué otra prueba necesitamos´. La AIEA publicó un informe en 1998, pero decía lo contrario, que no se había hallado indicio alguno de que Irak tuviera la capacidad de emprender un programa nuclear. Sí decía que Irak podría haber construido una bomba atómica en un plazo de seis meses o un año en 1990, antes de la guerra del Golfo. [...]

El 7 de octubre afirmó que Sadam disponía de ´una creciente flota de aviones teledirigidos´ y que podía ´atacar EE UU´. Añadió que un ingeniero nuclear iraquí que había huido del país en 1998 había revelado que Sadam seguía trabajando para lograr una bomba atómica. Sobre la supuesta flota, lo único que se sabe, según un informe de la CIA, es que se trata de ´un proyecto experimental´ que, de concretarse, podría amenazar sólo a los países vecinos. En cuanto al ingeniero iraquí, Bush se refería a Jidhir Hamza, que hizo sus confesiones en 1998, pero en realidad había dejado de trabajar en programas nucleares en 1991 y había desertado en 1995. [...]

Miente y es público que miente. Pero, llegado el momento crítico, poco importará. Un poder tan omnímodo no tiene mucho que temer a que sus mentiras queden al descubierto. Cuando la masa es crecientemente ignorante y rebañega, su “dios” puede permitirse el mayor de los cinismos sin que ello ponga en peligro sus designios. LEx


´La misión de EE UU va contra el cristianismo´
TZVETAN TODOROV, ENSAYISTA
El País, 19.10.02
MIGUEL MORA | Madrid

Tzvetan Todorov (Sofía, 1939) no para de escribir, de pensar, de inventar. Un humanista en acción. [...]

Pregunta. ¿Cuál cree que es el mayor peligro, la perversión política que amenazará al siglo XXI?
Respuesta. Al final de Memoria del mal... identificaba tres amenazas posibles, que en estos años parecen confirmarse. La primera es el populismo, el nacionalismo, la política de la identidad excesiva [...]. El segundo peligro que citaba era el de la deriva instrumental, que consiste, simplemente, en que los países democráticos olvidamos los fines para centrarnos en los medios [...]. Y el tercer peligro del que hablaba es la deriva moralizante, o la tentación del bien, que el Gobierno de Estados Unidos ilustra de manera particularmente elocuente en este momento. Cierto que la política imperial pertenece a todos los tiempos, siempre que un país ha sido más fuerte que otro ha querido aprovecharse (Roma, España en el XVI, Francia y Gran Bretaña en el XIX, Estados Unidos en el XX...), pero lo particular de este caso es que esa política imperial se pretende un medio para imponer el bien en el mundo entero. Primero se identifica un eje del mal, luego se autoconceden el puesto de jefe de la misión y por fin se impone el bien en todas partes. Ese proyecto es nuevo, posterior a la caída del muro y a la desaparición de la URSS y, sobre todo, es un proyecto abierto, explícito, visible en documentos oficiales de la Casa Blanca y en los discursos de los políticos en el Congreso y el Senado...

P. ¿Y cuál es su opinión sobre ese proyecto?
R. No digo que esté en contra, pero sí digo que esa política está en contra de la religión cristiana y del proyecto secular del humanismo. ¿Por qué? Porque desde la óptica cristiana el hombre está marcado por el pecado original y no podrá borrar su huella hasta el día del juicio final. Sólo las herejías milenaristas se propusieron restaurar el imperio del bien sobre la tierra, y siempre la Iglesia cristiana combatió esas herejías. A su vez, la filosofía humanista no ha querido negar la condición maligna de los seres humanos pero nunca ha pretendido construir la sociedad ideal, salvo los totalitarismos utopistas [...]. La política imperial afirma alimentarse del cristianismo y del humanismo, pero los dos la condenan. [...]

Es evidente que el cristianismo niega cualquier posibilidad de construcción de una sociedad utópica por medios humanos y en el actual orden de cosas (es decir, antes del fin de los tiempos). Pero no sólo han sido algunas “herejías milenaristas” (como la de Münzer en el siglo XVI) las que han pretendido un “imperio del bien”; el discurso utópico está perfectamente asimilado todavía hoy por la iglesia cristiana más poderosa. Es más, le sirve de vínculo con el humanismo, que en sus versiones “ilustradas” (no así en las pesimistas) nunca ha renunciado a la sociedad ideal. Los totalitarismos utopistas no son simplemente una excrecencia marginal del pensamiento ilustrado, sino que afloran permanentemente en sus planteamientos. Por ello, aunque Todorov no quiera reconocerlo, la única alternativa auténticamente libre y valiente a los colectivismos deshumanizadores reside en la opción personal no por un sistema (y a menudo el cristianismo se toma erróneamente por tal), sino por una persona: Dios hecho hombre, Jesucristo. LEx.


Do ut des
Luis María Ansón
La Razón, 19.10.02

Me parece bien que en España se autorice la construcción de mezquitas siempre y cuando se exija a cambio, en justo sentido de la reprocidad y en el ejercicio de la libertad de expresión, que en el país árabe que lo solicite se permita abrir iglesias cristianas, bien católicas, bien protestantes. Es decir, si en Madrid se autoriza una mezquita a petición de Arabia Saudí, que en Riad se dé vía libre para erigir un templo católico. Es un do ut des elemental. [...]

Aunque su idea de ejercer presión a regímenes dictatoriales para que respeten los derechos humanos es digna de ser considerada, el razonamiento de fondo de Ansón es profundamente antidemocrático. En primer lugar, no considera que la libertad religiosa sea un imperativo ético, sino que admite que pueda estar restringida por diversas razones: en España, para compensar la falta de libertad en países islámicos; de esta manera, parece justificar el que equiparemos nuestro sistema al de estos regímenes. Implícitamente también admite que en los países musulmanes no necesariamente tiene que haber libertad religiosa general, sino solamente para aquellas confesiones que son mayoritarias en los países a donde emigran los musulmanes (ver Hoy contra el velo, mañana... ¿contra la libertad?).

Y aquí reside precisamente la otra concepción antidemocrática: a pesar de la mayoritaria adscripción de los europeos a determinadas confesiones, identificar a los países con esas confesiones supone un regreso al Antiguo Régimen y a la confesionalidad estatal. LEx


Guerra de religión
Lucrecio
Libertad Digital, 17.10.02

[...] No, ni lo del 11 de septiembre ni lo del domingo en Bali son cosa de locos o individuos desalmados. Son avatares críticos de una guerra sin precedentes en el siglo veinte y con muy escasos ejemplos en la era moderna: una guerra de religión –esto es, de exterminio, puesto que un Dios que ordena entrar en guerra no se anda con miramientos hacia los infieles–; algo cuya última experiencia en Europa fue la cruzada anticátara en el siglo XIII.

Pero ni aun aquello era parecido. La teológica crueldad del asesor teológico de Simon de Monfort, que se interroga acerca de cómo distinguir entre fieles y herejes, a la hora de pasar a los sitiados de Béziers por las armas, se juega aún en una trágica incertidumbre moral: "Mátelos a todos. Ya Dios se encargará de reconocer a los que eran de los suyos". Ni siquiera la pregunta, ni siquiera la cínica vacilación de los exterminadores de albigenses cabe en la cabeza islamista. Plantearse la pregunta –cualquier pregunta– es ya blasfemo. Todos son culpables. Todos. Puesto que todos infieles. Y no hay infiel que merezca –dicta el Corán– ver su vida respetada por los creyentes. [...]

Hace demasiados siglos que una guerra de religión –una verdadera guerra de religión– no amenazaba a Europa. Sólo así se explica el empeño por negar lo hoy evidente. Que esa guerra ha comenzado. Y que, en una guerra de ese tipo, no existen armisticios: o se vence o se es aniquilado. Y, si Europa no está dispuesta a defenderse, más le vale un suicidio rápido: siempre duele menos.

No hay que irse hasta el siglo XIII para encontrar guerras de religión en Europa: no olvidemos las inquisiciones (la papal y la española), la persecución de los hugonotes en Francia, la de los católicos en Inglaterra... por no hablar de los componentes étnico-religiosos del conflicto del Ulster.

Y no deja de ser inquietante que Gabriel Albiac (Lucrecio), un pensador que ha sucumbido ante el simplismo bipolar (“apoyemos la barbarie belicista con tal de evitar la barbarie islamista”), sugiera que las cruzadas contra los cátaros no fueron tan malas como lo es la amenaza islamista hoy. También afirmó que «en comparación con ese impensable retorno al primitivismo irracional extremo, Adolf Hitler sería un avanzado de las libertades públicas» (´El Mundo´, 12.9.02). ¿Habrá que apoyar a un hipotético Hitler “menos malo” o a unas cruzadas “menos malas” para defenderse? LEx


Chat con Federico Jiménez Losantos
Libertad Digital, 16.10.02

P: ¿Qué diferencia (jurídica) hay entre ilegalizar una ideología como el nazismo y una religión como el Islam?
R: A mí me parece lo mismo. No sé qué es menos racional o más peligroso. Para el sistema, debería ser lo mismo. ¿Pero quién cree realmente en el sistema demoliberal?

A juzgar por la respuesta, ni él mismo cree en el sistema demoliberal. Cada vez más personas influyentes del entorno de la Brigada Antiprogre defienden con creciente desfachatez las restricciones a la libertad religiosa, contraviniendo flagrantemente la Declaración Universal de los Derechos Humanos. De momento van a por los musulmanes. Como decía Brecht, cuando vengan a por mí, ya será tarde. LEx


"Sí, sí, Sadam. Es el orgullo de mi país"
El País, 16.10.02

Un referéndum con el 100% de participación confirma como presidente a Sadam Husein

Amira y Taber hicieron coincidir su boda con el plebiscito de ayer en Irak. Los dos jóvenes acudieron a votar vestidos para la ceremonia ante el regocijo de los presentes, que los jalearon y agasajaron. Las autoridades iraquíes no esperaron al cierre de las urnas para celebrar el triunfo de Sadam Husein en el referéndum que le confirmó como presidente por otros siete años con un 100% de participación. Mientras algunos votaron con su propia sangre, los teléfonos de algunas zonas habían cambiado la señal de llamada por un ´Naam, naam, Sadam´ (´sí, sí, Sadam´). ´Todo Irak canta: Sadam es el orgullo de mi país´.

Desde la apertura de los colegios electorales, a las ocho de la mañana (hora local en la España peninsular), convirtieron cada centro de votación en una fiesta de exaltación patriótica. ´Hoy, los iraquíes estamos enviando un mensaje muy claro a Estados Unidos y otros países: a Sadam, no a Bush´, manifestó a EL PAÍS el diputado Mohamed K. al Atabi.

´Nuestro presidente ha hecho frente con valentía a Estados Unidos´, subrayó Al Atabi en un colegio electoral de su distrito, el barrio de Ciudad Sadam, uno de los más pobres de Bagdad. Allí se han ido asentando desde los años sesenta los emigrados de las zonas rurales, sobre todo del sur del país, hasta alcanzar sus cerca de dos millones de habitantes actuales. [...]

Unanimidad postiza, grosero culto a la personalidad, simplismo bipolar extremo... Mientras la bestia maquina su derrocamiento desde el exterior, el tirano se pertrecha de “votos” en el interior. Y lo hace recurriendo a los más clásicos tics dictatoriales.

Pero, ojo, ninguno de ellos justifica la guerra contra su país y la aniquilación de miles de ciudadanos inocentes. LEx


La eficacia de las éticas aplicadas
ADELA CORTINA
El País, 11.10.02

[...] La moral se identifica, al parecer, con los principios, con la actuación numantina de quienes se atienen a ellos caiga quien caiga, sean cuales fueren las consecuencias. La eficacia, por el contrario, es lo que deberían perseguir los políticos, atendiendo -si es preciso- al célebre apotegma de Groucho Marx: ´Éstos son mis principios y, si no les gustan, tengo otros´. [...]

Estas contraposiciones entre la ética y la política, la honradez y la eficacia, proceden de una antiquísima tradición que hoy no puede tenerse sino por nefasta. El príncipe de Maquiavelo, la figura del político inmoral que Kant dibujaba en La paz perpetua, son, afortunadamente, personajes trasnochados, hoy en día fuera de lugar. Cualquier persona, es decir, los políticos, los medios de comunicación, los empresarios, los científicos y el resto de la ciudadanía, tiene que evaluar obviamente las consecuencias de sus decisiones, pero igual de obviamente tiene que hacerlo a la luz de principios éticos si quiere ser realmente eficaz; en el caso de la política, a la luz de los principios democráticos. [...]

A comienzos del tercer milenio, las éticas aplicadas constituyen una forma de saber y actuar indeclinable, precisamente porque no han nacido a requerimiento de una sola instancia, sino a demanda de la realidad social, de ciudadanos, políticos, expertos y éticos, y forman parte de esa misma realidad social, se han incorporado a ella de forma institucional tanto en los Estados nacionales como en las comunidades transnacionales y en el orden global. El sueño hegeliano de incorporar la moral a las instituciones se va cumpliendo, al menos verbalmente.

Al menos... Pero ¿desde cuándo la formulación verbal de un desiderátum supone el cumplimiento de un sueño? La Declaración Universal de los Derechos Humanos fue un hito y constituye un magnífico espejo donde ver reflejada la injusticia de las últimas décadas, pero podríamos preguntarnos en qué medida su simple formulación (indispensable, por otro lado) ha contribuido globalmente a construir un mundo mejor.

Los humanistas tienden a confundir el ser con el deber ser (ver Dictamen sobre Dios), sus utópicos deseos con la realidad. Sólo así alguien puede llegar a creer que el maquiavelismo está trasnochado. Es cierto que quizá nunca antes había sido tan detestado por las masas (sobre todo por quienes lo sufren como víctimas); pero el principio según el cual el fin justifica los medios se aplica de forma generalizada e impune y, lo que es más grave, a escala global. LEx


El abogado de Fallaci defiende ante el juez su derecho a criticar el islam
El País, 10.10.02

El último libro –La rabia y el orgullo– de la periodista italiana Oriana Fallaci fue objeto ayer de debate ante un tribunal de París. Para Ahcène Taleb, abogado del Movimiento contra el Racismo y por la Amistad de los Pueblos (MRAP), el texto de Fallaci tiene que ser prohibido ´para ofrecer puntos de referencia sólidos a las nuevas generaciones y poner límites al extremismo´. Según Taleb, el libro es un ejemplo de ´incitación al odio racial´ y ´bastaría con poner la palabra judío en lugar de musulmán para encontrarnos ante un texto propio de los años treinta´. [...]

El abogado de la periodista -ella no acudió ante el tribunal debido a una grave enfermedad- aseguró que su ´clienta´ considera que ha llegado el momento de hacer ´antiislamismo primario debido a que hoy el verde es el color primario del totalitarismo´. En su defensa, William Goldnadel reivindicó ´la libertad de expresión´ e insistió en que ´más que de antiislamismo convendría hablar de una cierta forma de anticlericalismo´ que toma unas connotaciones determinadas ´debido al atentado del 11-S en Nueva York, ciudad en la que vive Oriana Fallaci´. [...]

La evolución de Oriana Fallaci ejemplifica muy bien el efecto de desenmascaramiento que una situación límite como el 11-S ha tenido sobre gran parte de la “progresía” occidental: desde la alegre permisividad y pseudopacifismo sesentaiochistas al belicismo y la xenofobia más descarados.

Ya desde su título (´La rabia y el orgullo´) el libro de Fallaci exalta cualidades humanas difícilmente admisibles, al menos desde una perspectiva cristiana (religión que dicen profesar algunos de sus defensores y que la propia Oriana considera superior al islam). Si la alternativa al islamismo es tal despliegue de desprecio indiscriminado hacia lo ajeno y exaltación desmedida de lo propio, triste es el destino de “Occidente” (y lo es...).

Ahora bien, la prohibición del mencionado libro podría suponer una limitación excesiva de la libertad de expresión. El hecho de que se solicite, junto a muchos otros casos similares (de un bando y de otro), podría presagiar tiempos en los que esta libertad será ampliamente discutida, previsiblemente con consecuencias lamentables. LEx

Volver al índice de esta página


Lo que dicen y lo que en realidad quieren decir / Octubre de 2002
© LaExcepción.com

Numerosos personajes públicos hacen declaraciones en las que expresan una cosa pero implícitamente comunican algo distinto. En La Excepción nos permitimos “traducir” algunas de estas frases crípticas.

Redacción de La Razón, “Oscuros vínculos” (artículo sin firmar)
«El españolito de a pie sigue preguntándose en manos de qué jueces estamos cuando toman decisiones como la última de la jueza de Vigilancia Penitenciaria de Bilbao, Ruth Alonso, que concedió el tercer grado y la libertad condicional al miembro de Eta, Félix Ramón Ostoaga […] La sorpresa ha sido de órdago. Resulta que la juez es famosa en Bilbao por pertenecer a los Adventistas del Séptimo Día, una secta que se basa en singulares cálculos para proclamar la Segunda Venida de Cristo y, por tanto, el fin del mundo» (La Razón, 25.10.02).
Traducción
«Es nuestra más profunda convicción que el españolito de a pie se traga todo aquello, verdad o mentira, que los de la prensa propagamos a bombo y platillo. Por eso, aunque desconocemos por completo la sustancia jurídica del asunto, hemos decidido emprender una sucia campaña contra esta juez y, de paso (papistas como somos), contra la iglesia a la que pertenece, y a la cual desconocemos en idéntica medida.»

Federico Jiménez Losantos, director del programa 'La Linterna' en la cadena COPE
«Una cosa es que el Estado no tenga una confesión religiosa que obligue a la ciudadanía y otra que sea anticlerical, antirreligioso y que no respete los criterios de la mayoría católica. Que en España está expresamente amparada por la Constitución. Yo creo que la presencia de la religión en la vida española es mucho menor que la del anticlericalismo» (Chat con los lectores en Libertad Digital, 23.10.02).
Traducción
«Como los anticlericales me caen peor que los clericalistas (quienes, por otra parte me alimentan), considero que hay que mantener los privilegios de estos últimos.»

Federico Jiménez Losantos, director del programa ‘La Linterna’ en la cadena COPE
«En broma pero en serio yo dije hace un año que el primer objetivo de un bombardeo serio contra el terrorismo islámico no debería ser Ben Laden sino esa cadena de televisión que embellece y difunde su mensaje de terror» (Chat con los lectores en Libertad Digital, 23.10.02).
Traducción
«El derecho en un estado se debe ejercer mediante el sistema de justicia, pero a nivel internacional se debe ejercer mediante la guerra, sin juicios previos ni, mucho menos, minucias como la presunción de inocencia, ni para los objetivos militares ni para los daños colaterales.»

Redacción de El País, “Corea del Norte reconoce que tiene un programa nuclear secreto” (noticia servida por Reuters, fechada en Washington)
«Las autoridades de Corea del Norte reconocieron ayer que desde hace años se encuentran trabajando en un programa nuclear secreto, según informaron fuentes oficiales de EE UU. Las investigaciones de los norcoreanos violan un tratado firmado en 1994 por el Gobierno comunista de Pyongyang» (El País, 17.10.02).
Traducción
«Fuentes oficiales norteamericanas dijeron que Corea del Norte, integrada por aquéllas en el “Eje del Mal” con la excusa de que desarrolla un programa nuclear (y objeto de amenazas bélicas con esa excusa como base), reconoció ayer estar desarrollando un programa nuclear. (Nótese la aséptica manera como hemos titulado la noticia).»

Floren Aoiz, ex miembro de la Mesa Nacional de HB, hablando de una propuesta “pacificadora” de ETA
«Se podrán compartir o no los contenidos y ritmos de esa propuesta, pero afrontaba el problema político de fondo y ponía la decisión en manos de la sociedad aportando un elemento sumamente atractivo para todos aquellos que además de hablar de paz soñamos cada día con conseguirla, ya que acarreaba perspectivas reales de desmilitarización del conflicto» (Gara, 12.10.02).
Traducción
«ETA, como vanguardia concienciada –aunque minoritaria– del pueblo vasco, tiene el derecho a imponer sus metas por la fuerza de las armas al conjunto de sus compatriotas. Por ello resulta desolador para todos los amantes de la pax etarra que sus propuestas pacificadoras fueran desoídas. Nuestros adversarios son tan tozudos que habrá que seguir aplicándoles la misma medicina (¡ETA, mátalos!).»

Volver al índice de esta página


Los daños colaterales de Vladimir Putin
© J.F.S.P. [juanfernandosanchez@laexcepcion.com] (1 de noviembre de 2002)

El trágico desenlace del secuestro masivo en el teatro Dubrovka de Moscú sitúa una vez más a la humanidad ante la necesidad de replantearse sus falsos dilemas y, sobre todo, su errónea concepción de la esperanza.

A finales del pasado mes de octubre, se informaba que un grupo de salvajes terroristas chechenos había irrumpido en un teatro moscovita y aprehendido a más de setecientos espectadores y actores como rehenes. La “operación de salvamento”, emprendida tres días después por las fuerzas de seguridad rusas, ocasionó una masacre de terroristas y rehenes que difícilmente puede considerarse un éxito: los cincuenta secuestradores y en torno a un centenar de rehenes murieron. La cifra de estos últimos se fue incrementando después debido a un dato aún más truculento: el gas empleado por las fuerzas especiales para facilitar su asalto afectó a muchos otros de los presentes. Un gas sobre el que, durante las primeras jornadas transcurridas desde la “liberación”, el Kremlin guardó absoluto silencio. Y que sólo después, ante la presión internacional y de los familiares de las víctimas (algunas de ellas, extranjeras), fue identificado como “derivados del fentanil”, causando la sorpresa de muchos expertos que niegan una capacidad suficientemente anestésica a semejante producto. Por lo demás, el gobierno ruso recalcó que las muertes de los rehenes no se debían tanto al uso del gas como a las condiciones en que se encontraban tras los tres días de secuestro. (Lo anterior, junto con otros muchos datos aún más lacerantes, se basa sobre todo en la información publicada por El País entre los días 28 y 31 de octubre, fechas decisivas en relación con los acontecimientos).

Evidentemente, el interés del Kremlin era el de negar que la masacre fuera achacable a su responsabilidad. No necesitó esforzarse mucho, dado que la “comunidad internacional” enseguida le mostró su comprensión. Así, Estados Unidos, a pesar de haber perdido a dos ciudadanos suyos como consecuencia del asalto, apoyó desde un principio la operación ordenada por Putin (“hoy por ti, mañana por mí”). En España, tanto Aznar como el mismísimo rey Juan Carlos hicieron lo propio, señalando el primero que el Kremlin no había tenido otra opción que la de actuar como lo hizo (es decir, asaltando el teatro aun a riesgo de una gran masacre). Con tantas adhesiones, no es de extrañar que el déspota ruso se permitiese una teatral aparición (no en el Dubrovka, sino ante la pequeña pantalla) pidiendo perdón por las víctimas no deseadas.

La doctrina seguida, aunque sólo de manera implícita, es exactamente la misma que la usualmente utilizada para justificar las guerras insertas en la campaña “Maldad Duradera”, pero también otras previas como las de la ex Yugoslavia. Se trata de considerar las muertes no buscadas como “daños colaterales”. Justo por ello sorprende constatar que brillantes analistas, muy críticos con dicha doctrina cuando estamos ante una guerra abierta (es el caso de Juan Antonio Aguilar, coordinador de la tertulia de la Ínter “Punto de Vista”, el pasado 26.10.02), hayan coincidido con Putin y con Aznar en que el asalto era la única salida viable, argumentando que los terroristas habían dado un ultimátum tras cuyo vencimiento empezarían a sacrificar rehenes.

En buena parte de los casos, incluido el del mencionado Aguilar, la razón de fondo para semejante inconsistencia viene dada por una visión nacionalista incluyente que condena cualquier intento de separatismo o de disgregación de la “patria común” (nacionalismo excluyente). Quienes sostienen dicha visión en el caso español (tan condicionado por el soberanismo del gobierno vasco), confrontados con el caso ruso sienten que no pueden sino aplicar idéntico esquema al conflicto ruso-checheno. Así es como, una vez más, la idea prevalece sobre las personas, y los rehenes fallecidos en la masacre se convierten en mártires sacrificados en el altar de la unidad de la patria.

Algún otro analista fue más cínico, desde su admirable lucidez. Así, Federico Jiménez Losantos no dudó en hablar de “daños colaterales” para referirse a las víctimas del teatro moscovita (naturalmente, dejando aparte a los secuestradores muertos, éstos sí “bien muertos”). Pero lo mismo estos analistas lúcidos que los que no lo fueron tanto parecen seguir el mismo principio básico: cuando se trata de optar entre un “mal mayor” pero hipotético y un “mal menor” pero seguro, se debe elegir este último.

Hablando desde el punto de vista ético y filosófico, podría pensarse que tanto en la masacre que nos ocupa como en cualquier caso de “guerra justa” se presenta un dilema moral e incluso heroico. Es así, de hecho, como tienden a presentarse estos acontecimientos. La propia “justificación” de la guerra se asienta en la necesidad de elegir el “mal menor” frente al “mal mayor”.

Pero la naturaleza vil de este principio se basa, justamente, en el carácter real del mal supuestamente menor frente al carácter hipotético del mal supuestamente mayor. Por evitar el segundo, se inflige el primero: por evitar la muerte, se mata (presuntamente menos pero, ¿quién podría asegurarlo realmente?).

Y como telón de fondo, la guerra chechena (la segunda, por cierto, desde que Rusia accediera a su peculiar democracia capitalista). La insurrección de una guerrilla de fuerte influencia musulmana contra el dominio central de Moscú. Unos hechos, sin embargo, que no cabe ver aisladamente, o de manera ahistórica (¿cuántos recuerdan, por ejemplo, que los chechenos fueron deportados en los años 40 por Stalin?). Una insurrección, por lo demás, emprendida por unos líderes igualmente dispuestos a sacrificar personas al servicio de una idea (en este caso, de carácter nacionalista excluyente).

Dicho de otro modo: la historia de siempre. El sistema contra el sistema. Una cara de la moneda contra la otra (ver El condenado y el sistema: Dos caras de la misma moneda). Y como resultado, un dilema diabólico, que no “heroico” ni “moral”… Con todo, aún los hay, y son legión, que siguen pensando que la solución está en el sistema. Éste se define, en su médula, por la competetividad, el odio, la violencia y la muerte. Pero todavía son pocos los que se aperciben de esa realidad medular, y se empeñan en seguir apostando, desde el poder o desde la modesta opinión pública, por una u otra cara de la moneda. Como si no hubiera otra salida…

Pero la hay. Y consiste, justamente, en salir del sistema (ver Apocalipsis 18: 4). En abandonar la inútil esperanza “humanista”, por antihumana, y en probar el camino de la fe y la oración. Cualquier alternativa a esta salida será siempre más de lo mismo: odio, violencia y muerte.

© LaExcepción.com

Volver al índice de esta página

[Página Inicial] | [Presentación] | [Índice General]
[Actualidad] | [Asuntos Contemporáneos] | [Nuestras Claves] | [Reseñas]

copyright LaExcepción.com
laexcepcion@laexcepcion.com