Frase sensata
del mes

«El Estado social y democrático de derecho puede acabar convertido en un Estado policial y autocrático antiterrorista, donde nadie estará libre de culpa o de sospecha» (Augusto Zamora R., El Mundo, 14.12.01).
Ver previas

 
Frase insensata
del mes

«Deberían darme un premio por la paz y no por la guerra en Bosnia» (Slobodan Milosevic, El País, 12.12.01).
Ver previas

Enero 2002
 
"Apostillas / Diciembre de 2001". El contrapunto de La Excepción a la información de los medios, usualmente sesgada.
 
"Lo que dicen y lo que en realidad quieren decir". "Traducción" de declaraciones de personajes públicos en las que dicen más de lo que parecen expresar. Segunda entrega.
  "11-S: sorpresa relativa y oportunidad aprovechada". Los macroatentados del 11-S no fueron tan inesperados como se ha dicho, y la guerra desencadenada a raíz de ellos no tiene como única motivación la lucha contra el terrorismo.
     
     

 

Apostillas / Diciembre de 2001
© LaExcepción.com

La información de los medios, usualmente tan sesgada, requiere un mínimo contrapunto. Aun a riesgo de introducir nuestros propios sesgos, en La Excepción hemos decidido dárselo.


La resurrección de los Budas de Bamiyán

El Mundo, 30.12.01

La derrota del régimen talibán ha tenido efectos beneficiosos no sólo para la lucha contra el terrorismo internacional. También ha supuesto un avance para la civilización. A la emancipación de las mujeres, el levantamiento de la absurda prohibición del vuelo de cometas y la creación de un Gobierno representativo de la variedad étnica del país hay que añadirle un elemento no menos importante del cual informa hoy nuestro enviado especial a Bamiyán. Bajo mandato de la Unesco, un grupo de expertos ha acometido la reconstrucción de los Budas, los colosos del siglo II que, tras contemplar impertérritos el paso del ejército de Genghis Khan, sucumbieron ante unos fanáticos estudiantes del corán empeñados en frenar el avance de la Historia. Esta loable iniciativa simboliza el proceso de reconstrucción de Afganistán sobre los principios del racionalismo y la libertad.

Hay quienes creíamos que la situación del mundo es horrorosa y sus perspectivas, siniestras. Pero estábamos equivocados. Que nadie llore a los muertos afganos, ni a los iraquíes, somalíes, sudaneses, etcétera, que luego vendrán. Que nadie llore el hambre que mata a tantos niños, a tantas mujeres y hombres. Que nadie llore por las libertades que, empezando por los extranjeros, ya empiezan a arrebatarnos. Pues… ¡ya están aquí, otra vez, los budas de Bamiyán! Unos ídolos de piedra, sí; elementos de una religión tan respetable como falsa, es cierto; pero hoy, por alguna extraña razón a la que el sistema no es ajeno, representantes del "racionalismo y la libertad".

Y con ellos, la Época Neorreligiosa, el avance del ecumenismo, la marcha imparable hacia una ética universal…, el definitivo advenimiento del pensamiento único. (Pero, a fin de cuentas, ¿no es más cómodo que sean otros quienes piensen por mí? ¡Estamos, pues, de enhorabuena!) © LaExcepción.com


La llave y la farola
Pedro J. Ramírez, El Mundo, 30.12.01

[…] Si el terrorismo islámico constituye, por el contrario, al día de hoy un elemento de tremenda incertidumbre es porque no sabemos bien de dónde viene, ni entendemos apenas cómo opera, ni por supuesto hemos encontrado formas adecuadas para combatirlo. La repentina popularización de Bin Laden como el malvado arácnido que desde la cueva de turno controla personalmente la telaraña global de Al Qaeda resulta totalmente insatisfactoria por lo pueril. Su intervención en los atentados del 11 de Septiembre está ya fuera de toda duda, pero seguimos ignorando en qué grado se produjo porque todavía queda mucho por esclarecer sobre la conspiración que desembocó en esos horrendos hechos ¿Cómo funciona Al Qaeda? ¿En cuántos países está implantada? ¿Quién imparte las órdenes? ¿Cómo se comunican las células? Y, sobre todo, ¿cuántas otras Al Qaeda existen en el mundo sin que tan siquiera conozcamos aún su nombre?

Hay otro terrorismo, en cambio, cuyo nombre y funcionamiento conocemos bien: se denomina "superpotencia," o "hegemonía norteamericana", o "capitalismo salvaje desaforado", o incluso –a veces– "civilización occidental". Se dedica a arrasar países enteros con la excusa de que busca peligrosísimos delincuentes –que haberlos, haylos–. Y de paso extermina a innumerables personas que, en muchos casos, ignoraban de qué iba la película. Todo para imponer al mundo un estilo de vida que facilite el negocio a sus empresas.

Este terrorismo no es menos criminal que el que tanto preocupa a Pedro J. Porque todos los terrorismos son iguales (¿no era eso lo que decía el sistema?). Pero, naturalmente, a este terrorismo nunca lo llamará Pedro J. por su nombre. Pues, por triste que sea decirlo, Pedro J. y su periódico medran gracias al sistema que ese terrorismo defiende a sangre y fuego. © LaExcepción.com


Rudolph Giuliani: Santifiquemos este lugar
El Mundo, 29.12.01

Rudolph Giuliani, el alcalde de Nueva York saliente, se convirtió tras los ataques terroristas del 11 de Septiembre en un protagonista de la escena política, que trascendió ampliamente las competencias de su cargo, ganándose el respeto y la estima de incluso muchos de los que criticaron su polémica administración de la ciudad. Giuliani cerró su mandato con un acto público, pronunciando un discurso de más de una hora de duración, del cual, dado su interés, reproducimos en estas páginas importantes extractos. La intervención de Giuliani va mucho más lejos del típico balance de despedida de un alcalde.

«Gracias, muchas gracias. Gracias y buenos días, gracias por venir. Muchas veces, en los últimos tres meses, me han preguntado de dónde saco la energía. ¿De dónde me viene? Bien, es muy sencillo: me viene de ustedes y de este lugar. Lo que quiero decir con esto es que mi fuerza y mi energía proceden totalmente de las personas de la ciudad de Nueva York y de un lugar como éste, la capilla de San Pablo. Es la casa de Dios y uno de los hogares de nuestra república.

[…] Abraham Lincoln decía que la prueba del americanismo de una persona no es su árbol genealógico, sino cuánto crea en América. Porque en verdad somos como una religión. Una religión secular. No somos una raza, somos muchas; no somos un grupo étnico, somos todos; no somos una lengua, somos todas las de estas personas […]

Éstas del ex alcalde de Nueva York son declaraciones de un tenor muy similar a las de su patrón George Bush, y desmienten a quienes describen la situación internacional como un enfrentamiento entre una civilización laica y un "despotismo teocrático".

El teocratismo (tendencia a la unión iglesia-estado, instrumentación de la religión por la política…) se encuentra, más bien en ambos bandos. Y en el caso norteamericano aparece teñido de un moralismo patriotero capaz de engendrar las mayores atrocidades dentro y fuera de los Estados Unidos. © LaExcepción.com


Integrados y resistentes

Carlos Taibo, El País, 29.12.01

[...] La globalización neoliberal, en parada técnica, recuperará su paso arrasador, adobada de atávicas exclusiones y calientes operaciones represivas, y ante ello la socialdemocracia realmente existente seguirá callando. No parece haberse percatado de que, por retomar la ignominiosa admonición de Bush hijo, entre quienes están con los gobernantes norteamericanos y quienes están con los terroristas, otro mundo tiene que ser posible.

Taibo consigue evitar el simplismo bipolar (ver Una fecha y sus secuelas), según el cual quienes están en contra de las guerras que masacran a la población civil están a favor del terrorismo. Sin embargo incurre en otro de los peligros del pensamiento único: el optimismo humanista, bajo la modalidad del voluntarismo, como expresa esta nueva formulación del "otro mundo es posible", si cabe más desesperadamente obstinada en buscar una salvación en proyectos humanos: "otro mundo tiene que ser posible". © LaExcepción.com


La pulmonía
Federico Jiménez Losantos, El Mundo, 28.12.01

[…] Eso de que Osama bin Laden podría haber muerto de pulmonía hace un par de semanas, como inocentada es sensacional. Como hecho real o posibilidad documentada, ya es otra cosa. […]

En realidad, a efectos de propaganda, Bin Laden murió el 11 de Septiembre, porque desde que el mundo entero contempló las imágenes de la masacre su autor entró en el Gotha de los grandes criminales históricos.

Su supervivencia física era casi un obstáculo para su trascendencia icónica, a diferencia del Che, un asesino vulgar que sólo muerto halló la canonización estética propia del totalitarismo comunista. […].

Se podrá estar o no de acuerdo con la ideología encarnada por la figura del Che Guevara, y en La Excepción no lo estamos; se podrá censurar o no su empleo de la violencia, en ocasiones de modo implacable, y en La Excepción lo censuramos.

Ahora bien, llamar al Che "asesino vulgar"… Sin ánimo de molestarle, don Federico, ¿nos puede decir entonces cómo habría que llamar a Bush? © LaExcepción.com


Una antigua estrategia sobre Irak provoca un nuevo debate
Washington Post, 27.12.01

[...] La administración Bush ha abrazado la idea de un cambio de régimen en Irak mucho más públicamente de lo que lo hiciera la administración Clinton. El asunto clave que deberá afrontar el presidente Bush cuando finalmente dirija de nuevo su atención a Irak es si este objetivo se puede conseguir a un coste político, militar y diplomático aceptable. [...]

Ha habido media docena de intentos de golpe de estado e insurrecciones apoyadas por Estados Unidos desde 1991, todos ellos implacablemente aplastados por las fuerzas de seguridad internas de Hussein. [...]

Tradicionalmente, Irak ha estado gobernado desde el centro, por clanes musulmanes suníes minoritarios, con una cuota poblacional del 20 por ciento. (Hussein es suní [...]). Los Estados Unidos han estado poco dispuestos a interferir en esta fórmula de gobierno, lo cual ayuda a explicar por qué, hasta hace poco, la opción para desembarazarse de Hussein preferida por Estados Unidos ha sido el golpe de estado en su propio círculo de poder, más que la insurrección chií o kurda.

Si se elige la vía insurreccionaria, el problema es a qué facción apoyar. [...]

A pesar de que los gobiernos de las potencias que deciden entrar en guerras alegan motivos increíbles, como la legítima defensa, los derechos de de quienes sufrirán sus bombardeos (¡!) o los intereses globales, textos tan objetivos como éste confirman que sólo se esperan beneficios para los atacantes, no para la población local del país agredido (en este caso, de forma especial la chií y la kurda, que en un hipotético cambio de gobierno seguirían sometidos al modelo político ya consagrado por Hussein y sus predecesores; ver La guerra del golfo no ha terminado). Y los únicos costes que se consideran son los estratégico-militares, no las vidas o los recursos de los habitantes de la zona. © LaExcepción.com


El Papa recuerda al mundo que «Jesús se hace niño palestino e israelí, estadounidense y afgano»

La Razón, 26.12.01

[…] Miles de personas se reunieron ayer en la Plaza de San Pedro de Roma para recibir la bendición «Urbi et Orbe» que cada año imparte el Papa el día de Navidad. […] En su tradicional mensaje navideño recordó a los niños que sufren en el mundo a causa de las guerras, del hambre o de otras desgracias […].

Preocupado y cansado afirmó que en el Niño nacido en Belén «podemos reconocer los rasgos de cada pequeño ser humano que viene a la luz, sea cual fuere su raza o nación: es el pequeño palestino e israelí; es el bebé estadounidense y el afgano; es el hijo del hutu y el hijo del tutsi; es el niño cualquiera, que es alguien para Cristo».

Una declaración como ésta nos recuerda qué institución fue la creadora, ya hace siglos, de lo "políticamente correcto". © LaExcepción.com


Bush felicita la Navidad a sus tropas en Afganistán

El Mundo, 26.12.01

El presidente de EEUU, George W. Bush, ha enviado sus felicitaciones navideñas a un país entristecido por los atentados del pasado 11 de septiembre y la guerra en Afganistán, asegurando que "reza, incluso en tiempos de conflicto, por la paz en el mundo". "Esta Navidad se ha convertido para muchos de vosotros en un periodo de dolor y de pérdida, en particular para las familias de las víctimas del terrorismo y de nuestros jóvenes caídos en el campo de batalla", ha declarado Bush en un mensaje radiado a toda la nación. [...] "Incluso en este tiempo de conflicto, rezamos por la paz en el mundo y por la buena voluntad entre los hombres y continuamos pidiendo a Dios por los EEUU"

La hipocresía ya habitual de quien reza por la paz mientras masacra a inocentes se agrava por el uso blasfemo del nombre de Dios. © LaExcepción.com


La fiesta de la familia
Luis María Ansón, La Razón, 24.12.01

La sociedad hedonista del consumo no ha podido con la Navidad. Eso revienta mucho a los columnistas de la izquierdona y a los progres de salón, sobre los que se derrumbó el muro de Berlín pero permanecen inasequibles al desaliento. Su rencor anticristiano, tan rancio, se estrella, año tras año, con la celebración familiar de la Nochebuena y la Navidad. […]

Centenares de millones de hombres y mujeres se reunirán hoy, en torno al mensaje de paz y libertad, del Niño nacido hace dos mil años y que no era otra cosa que la palabra, el Verbo, que se hizo carne y habitó entre nosotros. Su Vicario en la Tierra, el Papa Juan Pablo II, oficiará un año más, fatigado como un incunable, la misa del Gallo entre el fulgor de la Cristiandad.

Aquí empieza denostando la sociedad de consumo, pero Ansón es célebre, entre otras muchas cosas, por presidir el jurado de "Miss España", ese concurso anual que, a imagen de una feria de ganado, tanto denigra la dignidad femenina. Esto no le impide reivindicar aquí la figura de Jesucristo, seguramente el personaje histórico que más contribuyó a dignificar a la mujer (véase, por ejemplo, el capítulo 4 del Evangelio de Juan). Pero para una reivindicación así, el insigne periodista recurre a sostener una extrañísima tesis, según la cual en la Navidad actual realmente se conmemora el nacimiento de Jesús, y además de modo generalizado (ver La Navidad, una fiesta corrompida). Y de paso, aprovecha para darle coba al usurpador de Aquél a quien, según el director de 'La Razón', el periodo navideño conmemora.

¿Qué es lo que usted pretende, don Luis María? © LaExcepción.com


Zapatero exige que no se le acuse de deslealtad

El Mundo, 11.12.01

[...] Sobre el viaje a Marruecos [Aznar] aseguró: «Me parece bastante insólito que un dirigente político de su responsabilidad se ofrezca para mediar entre el Gobierno de la Nación y una comunidad autónoma (el País Vasco), pero que se ofrezca para mediar entre el Gobierno de su país y un tercero que ha retirado a su embajador es algo más que insólito». [...]

La negativa reacción del gobierno español ante el viaje a Marruecos del secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), José Luis Rodríguez Zapatero, resulta por un lado comprensible, pues la decisión de Zapatero (o de quienes le incitaron a esa visita), coincidiendo con el deterioro de las relaciones hispano-marroquíes y la retirada del embajador de Marruecos, supone la asunción de funciones que no corresponden a un político de la oposición. Pero por otro lado este debate es una vez más el reflejo del bipartidismo a que está sometido el sistema político español, según el cual el principal partido opositor actúa como un "gobierno en la sombra" (ver Bipartidismo). Pero esta es una función que la legislación española no consagra en absoluto. En esta ocasión, Zapatero saca tajada y el gobierno es víctima de una situación que sus propios partidos han fomentado. © LaExcepción.com.


Kofi Annan: «Es poco prudente atacar Irak»

El Mundo, 10.12.01

Kofi Annan, secretario general de las Naciones Unidas y último ganador del Premio Nobel de la Paz, aseguró ayer en Oslo que «no sería prudente» atacar Irak como una prolongación de la lucha contra el terrorismo iniciada en Afganistán.

«Cualquier tentativa o decisión de atacar Irak no sería prudente y conduciría a una escalada [bélica] mayor en la región.» [...].

«Espero que [los ataques contra Irak] no llegarán a producirse», agregó. Annan recordó, además, que «cualquier acción que extienda la lucha contra el terrorismo a otra región del mundo deberá ser previamente analizada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas». [...]

Este belicista disfrazado de pacifista (ver Una burla a toda la humanidad) analiza la futura guerra contra Irak desde una perspectiva estratégica, sin hacer referencia en ningún momento a los derechos de las poblaciones masacradas, pues se haría todavía más patente la contradicción de quien ha apoyado las matanzas de Afganistán. © LaExcepción.com


Walker se puede librar de los tribunales militares
El Mundo, 21.12.01

[...] El Gobierno no cree que pueda procesar al talibán estadounidense por alta traición, como reclama la mayoría de la población. [...]

El joven estadounidense puede librarse de los implacables juicios militares -mero trámite para una condena a muerte- que le esperan a otros terroristas internacionales. George Bush en su día calificó con paternalismo presidencial al chico californiano como un «pobre desgraciado» que había sido «confundido» por los talibán. [...]

Los abogados de lujo contratados por el padre de Walker saben que las posibilidades de éxito de un juicio por traición son escasas. Tan sólo 30 estadounidenses han sido condenados en la historia por ese delito. Ninguno después de la Segunda Guerra Mundial. [...] La dificultad para procesar a Walker [...] se complica porque todos los interrogatorios llevados a cabo por la CIA no serían válidos en un juicio civil. Muy posiblemente, las tropas que lo atraparon no se detuvieron en leerle sus garantías constitucionales. Otra opción es juzgarlo como un prisionero de guerra, el estatus legal bajo el que está arrestado actualmente. El Departamento de Defensa se niega porque se estaría legitimando al régimen talibán y sus líderes, a los que Washington considera formalmente terroristas.

Este muchacho cuenta con privilegios (en realidad, derechos) que no se ofrecerán al resto de los talibanes. ¿Todos los terroristas son iguales, o unos son "más iguales que otros"? ¿Los seguidores de los talibanes afganos no se puede considerar que hayan sido víctimas de lavado de cerebro por haber nacido ya en un contexto fanático, a diferencia del muchacho criado en un ambiente liberal y posteriormente fanatizado? Por otro lado, se aprecia que el hecho de utilizar los términos "guerra" y "terrorismo" según los intereses de cada ocasión, pueden traer consecuencias imprevistas en casos como éste. © LaExcepción.com


El jeque misterioso incrementa el nerviosismo saudí

El Mundo, 17.12.01

El apoyo que cosecha Bin Laden entre los sectores más conservadores de Arabia Saudí, como demuestra el último vídeo del disidente, alarma a la Monarquía

El jeque saudí que aparece en las imágenes del último vídeo de Osama Bin Laden demuestra, una vez más, el apoyo que éste tiene entre los sectores más conservadores de Arabia Saudí.

Pero dicho jeque, que hasta la fecha no ha sido claramente identificado ni siquiera por la prensa saudí, va mucho más allá de transmitir, simplemente, a Bin Laden determinadas noticias sobre sermones o fatuas (decretos religiosos) pronunciados por algunos clérigos disidentes. «Todo el mundo alaba lo que has hecho», le llega a decir.

Según fuentes saudíes, semejante comentario habría causado una alarma muy especial en el seno de la Casa Real de los Al Saud. El jeque parece dar las gracias a Bin Laden por haber proporcionado armas a «sus hermanos». «Nos has dado armas y nos has dado esperanza. Gracias sean dadas a Alá».

Desde los atentados del 11 de Septiembre el régimen saudí ha venido intentando permanecer al margen de las actividades de su hijo perdido. Bin Laden había sido despojado de su nacionalidad en 1994 por criticar a la familia real.

Sin embargo, últimamente se ha venido comprobando que, durante años, Arabia Saudí ha venido nutriendo a la organización de Bin Laden, Al Qaeda, de dinero, ideología religiosa y seguidores. En la cinta de vídeo, el jeque alaba los sermones de dos clérigos, entre ellos el del antiguo profesor Suleiman Alwan. «Dijo que esto era un yihad [guerra santa] y que esa gente [las víctimas asesinadas en Nueva York y Washington] no era inocente». […]

Con el jeque que los norteamericanos se han sacado del vídeo, la apertura occidentalista de Arabia Saudí (no sólo desde el punto de vista militar y diplomático, como hasta ahora) se aproxima cada vez más. Un régimen islámico tan extremo (ver Los otros talibán) será inevitablemente mal visto, y no sin razón, como semillero de terroristas por el imperio hegemónico.

De paso, el codiciado petróleo saudí quedará bajo un control aún más estrecho por parte de dicho imperio. © LaExcepción.com


La desaparición de Europa

Augusto Zamora R., El Mundo, 14.12.01

La Guerra del Golfo marcó el inicio del fuego y del juego. [...] Desde entonces, el militarismo en EEUU no ha cesado de extenderse [...] hasta engullir los cimientos del orden jurídico mundial y el sistema de seguridad colectiva de la ONU. [...]

Es indiscutible que los atentados exigían una respuesta internacional contundente y firme. Pero no es menos cierto que esa respuesta debía darse dentro del marco de la ONU y del Derecho Internacional, no como operación punitiva imperial, al mejor estilo del siglo XIX.

El mundo de hoy es un mundo más inseguro e incierto. [...] Una escalada belicista que pocos osan criticar, temerosos de ser acusados de filoterroristas, timoratos o desleales. A ello se agrega la ceguera voluntaria de tantos gobiernos y medios de comunicación en Europa, situación que nos acerca a esa pavorosa sociedad de pensamiento único e ideas monolíticas anticipada por Orwell.

No hemos avanzado. Hemos retrocedido dramáticamente. La humanidad ha sido situada, de repente, en niveles extremos de inseguridad y deshumanización. Normas y principios que costaron siglos de lucha y sangre se desmoronan ante las invocaciones a la seguridad nacional.

Los tribunales militares norteamericanos constituyen un triunfo del fascismo soterrado que [...] amenaza con extenderse a la propia Europa, que puso la grita en el cielo cuando la elección de Haider en Austria, pero calla ante los atropellos de un Berlusconi que da carta blanca a los servicios secretos italianos para delinquir. [...] El Estado social y democrático de derecho puede acabar convertido en un Estado policial y autocrático antiterrorista, donde nadie estará libre de culpa o de sospecha [...].

Las matanzas brutales, como la ocurrida en Mazar-i-Sharif, sólo indignan a unos pocos marginales que todavía creen en los derechos humanos. [...] En EEUU es peligroso discrepar. La emisora KMEL de San Francisco despidió a un periodista por entrevistar a la única congresista que había votado contra el ataque a Afganistán. Los medios de comunicación ocultan las protestas pacifistas.

La verdad es presentada como enemiga del nuevo orden que se nos quiere imponer. La admonición de Bush Jr., de que se está con EEUU o se está contra EEUU, nos retrotrae a sistemas oscurantistas y represivos que se suponen contrarios al modelo occidental y cristiano. Esa admonición habría agradado a Mussolini, Franco o Stalin, devotos como fueron de ver un enemigo en cada ciudadano que no militara en sus filas. O que, aunque militara, no se mostrara suficientemente devoto y obediente. Hay que decirlo: produce miedo la admonición, que trae aires de hoguera y de auto sacramental. [...]

En tales derroteros andamos, con escasos elementos para felicitarnos. Es en estos momentos cuando se hace evidente que el mundo necesita un poder moderador. Un país o grupo de países que contenga la obsesión norteamericana por ver el mundo como una globalización de la conquista del Oeste. [...] Ese papel lo pudo jugar Europa. Ha renunciado a hacerlo.

Sensatas y documentadas advertencias de alguien que, por lo visto, no tiene miedo de que lo tachen de apocalíptico o catastrofista. Ahora queda por ver quién tiene la autoridad política y moral de erigirse en ese "poder moderador" global que tanto necesita el mundo. Quizá entonces haya que seguir adviertiendo sobre sus métodos. © LaExcepción.com


10.000 talibanes muertos

ABC, 8.12.01

La caída de Kandahar, el bastión que Omar iba a defender hasta la última gota de sangre, ha sorprendido a los propios asaltantes. Aunque los daños en la ciudad no se conocerán hasta la llegada de medios independientes, una fuente talibán en Islamabad aseguraba que los bombardeos americanos han matado a diez mil talibanes, lo que hizo imposible resistir por más tiempo.

¿Se cuenta como "talibanes" a los afganos forzosamente adscritos al ejército? ¿Dónde está el límite entre víctimas "culpables" e inocentes? ¿Sabremos algún día cuántas muertes afganas ha ocasionado esta guerra? Lo que parece indudable es que la cifra es muy superior a la de las víctimas en los atentados de las Torres Gemelas y el Pentágono, que han servido de excusa para la guerra (ver 11-S: sorpresa relativa y oportunidad aprovechada). © LaExcepción.com


Evocando a Gandhi por Afganistán

El Mundo, 2.12.01

Por las mujeres de un país vecino de la tierra que vio nacer a Mohandas Gandhi, 5.900 personas de 103 países diferentes se movilizaron ayer utilizando el arma del Mahatma, el Satyagraha, el ayuno. El Partido Radical Transnacional que lidera la italiana Emma Bonino está llevando a cabo, junto a diversas organizaciones, una campaña que persigue la presencia de mujeres en el Gobierno provisional afgano.

[...] Benazir Bhutto, ex primera ministra de Pakistán; Ramón de Miguel, secretario de Estado español para Asuntos Europeos; Bernardo Bertolucci, director de cine italiano; Felipe González, ex presidente del Gobierno español, y un largo etcétera de personalidades, entre las que se encuentra también el hijo del ex rey afgano Zahir Shah, se sumaron a la iniciativa. [...] Un gran número de europarlamentarios, como los españoles Alejandro Agag y José María Mendiluce, se solidarizaron con la protesta.

¿Por qué no evocan a Gandhi para ir contra la guerra, como él habría hecho? Quizá la respuesta se encuentre en quienes apoyan la iniciativa: el hijo del rey afgano, que en su día se interesó por la geopolítica de Hitler en Asia Central; el presidente español que apoyó la guerra del Golfo; algunos parlamentarios como Mendiluce, que siempre clamó por la intervención de la OTAN en los Balcanes (defendiéndola en un libro dudosamente pacifista, La paz armada)... Esta manipulación del nombre y los métodos de Gandhi es un signo más de la distorsión generalizada de los valores democráticos e idealistas a favor del pragmatismo que mantienen los sistemas injustos. © LaExcepción.com


Decenas de congresistas, contra los juicios militares

El Mundo, 29.11.01

El Pentágono ha intensificado los preparativos y cuenta ya con planes para crear tribunales militares en sus bases de Guantánamo (Cuba) y en la isla de Guam, en el Pacífico. El Departamento de Defensa estudia también la posibilidad de habilitar uno o más navíos de guerra en la zona del Mar de Arabia. El Pentágono se enfrenta también al dilema de cómo separar a los talibán de los terroristas de Al Qaeda: decenas de prisioneros de guerra podrían ser juzgados finalmente como terroristas en los tribunales militares. La posibilidad de que muchos de ellos sean confinados en la base de Guam ha provocado una fuerte oposición local. El senador Ben Pangelinan ha enviado una carta al presidente George Bush alertando que esa decisión podría suponer la ruina turística y económica en la isla del Pacífico.

Éste sí que es un auténtico dilema moral: Si juzgamos a los terroristas sin garantías, que sería lo deseable, nos arriesgamos a hundir la economía de nuestra pequeña isla… (Ver ¿Dilemas morales... o electorales?) © LaExcepción.com

© LaExcepción.com

Volver al índice de esta página


Lo que dicen y lo que en realidad quieren decir
© LaExcepción.com

Numerosos personajes públicos, especialmente los políticos, hacen declaraciones en las que expresan una cosa pero implícitamente comunican algo distinto. En La Excepción nos permitimos "traducir" algunas de estas frases crípticas. Segunda entrega.

George Bush, defendiendo su retirada del tratado antimisiles de 1972
«Está muy claro que la gran amenaza para Rusia y EEUU no parte de nosotros, ni de ninguna de otras grandes potencias en el mundo, sino de los terroristas o de los estados 'delincuentes' que buscan armas de destrucción masiva» (El Mundo, 14.12.01).
Traducción
«Es evidente que las grandes potencias, que entre otras cosas controlamos los medios de comunicación de todo el mundo, gozamos de impunidad para provocar masacres en el mundo y conseguir que, pese a ello, no se nos considere una amenaza para la paz mundial.»

John Dean, colaborador directo de Richard Nixon en la época del Watergate, acerca de los 300 juristas que critican los tribunales militares creados por Bush
«El presidente tendría una posición más sólida si explicara claramente a los parlamentarios cuál es su proyecto, y así desaparecerían protestas como la de estos 300 profesores. Lo que me intriga es lo mal que ha trabajado la Administración en la exposición de su idea. Esta presidencia es muy consciente de la necesidad de explicar las cosas al público, y, sin embargo, esta vez han sido muy torpes» (El País, 9.12.01).
Traducción
«Dado que las explicaciones del presidente tienen la capacidad de convertirse en dogmas, convendría que dejara claro a esos juristas cuál es su posición incuestionable, para que así abandonen la estúpida idea de protestar por algo que no se va a cambiar.»

George W. Bush, sobre la orden de juzgar a los terroristas en tribunales militares
«Es la decisión correcta y se la explicaré a cualquier dirigente que me pregunte.» «Tengo ganas de explicarle a mi amigo, el presidente de España, por qué tomé esa decisión.» «Tiene mucho sentido disponer de la opción de los tribunales militares» (El País, 27.11.01).
Traducción
«No pienso dialogar sobre este tema con ningún otro dirigente, pues la decisión ya está tomada, y estoy dispuesto a presionar a cualquier gobernante de rango inferior al mío para que la acepte sin discusión. Es evidente que si esta medida tiene sentido para nuestros intereses, lo debe tener para los intereses de los demás.»

© LaExcepción.com

Volver al índice de esta página


11-S: sorpresa relativa y oportunidad aprovechada
© G.S.V. [guillermosanchez@laexcepcion.com] (28 de diciembre de 2001)

Los macroatentados del 11-S no fueron tan inesperados como se ha dicho. Y la guerra desencadenada a raíz de ellos no tiene como única motivación la lucha contra el terrorismo.

Tras los atentados del 11-S, y antes de que empezara la guerra contra Afganistán, hubo voces que expresaron la esperanza de que los gobernantes del mundo (y en concreto Bush) reflexionaran sobre lo ocurrido y lideraran a las naciones hacia un orden mundial más justo.

Esa invitación a que Bush "reflexione" es muy ingenua, y parece ignorar la evidencia de que el criminal ataque no halló desprevenido al gobierno norteamericano. La administración Bush, al igual que las anteriores, viene analizando el terrorismo internacional desde hace mucho tiempo. Una muestra de ello es el interesante documento de la Heritage Foundation, «New terrorist threats and how to counter them», de julio de 2000 (se puede ver en www.heritage.org), que demuestra que un ataque como el del 11-S, o incluso de peores consecuencias, era previsible para las autoridades (no en el método empleado ni en la espectacularidad, que resultaron trágicamente sorprendentes).

Bien por ignorancia, bien por interés, muchos "analistas" siguen reproduciendo la interpretación simplista popularizada por los medios de comunicación, según la cual existe una relación única y directa de causa y efecto entre los atentados del 11-S y la guerra de Afganistán. Pero hay que precisar que, en relación con esta zona del planeta los intereses energéticos de Estados Unidos en general (y los de algunos de sus máximos dirigentes, como el vicepresidente Cheney y la propia familia Bush), son muy anteriores a esa fecha. Los atentados, y el hecho de que el antiguo aliado de la CIA, Bin Laden, se ocultara en Afganistán, sirvieron de excusa y supusieron la oportunidad de intervenir y de reorganizar la política de la gran potencia (y de sus apoyos financieros) en Asia Central; y, de paso, en el resto del mundo (ver Una fecha y sus secuelas).

© LaExcepción.com

Volver al índice de esta página

 

 

[Página inicial] | [Actualidad] | [Asuntos contemporáneos]
[Nuestras claves] | [Reseñas]

copyright LaExcepción.com
laexcepcion@laexcepcion.com